telas para exteriores

Hogar,Textil

Consejos para cuidar tus muebles del exterior

14 Mar , 2019  

Telas para exteriores

En algunos hogares es importante la terraza por ello se debe de mantener en buen estado con el uso de telas para exteriores o con el uso de  bancas de jardín  de madera y el primero en sufrir los estragos del sol, la lluvia o el polvo. El metal y las telas no se quedan atrás pues la humedad, la sal, el cloro y el polvo acaban por oxidar y desgastar el material con el que están hechos.

Cuidar estos muebles puede ser, a veces, un poco costoso y es por eso que aquí te diremos cómo limpiar muebles de madera y metal sin gastar mucho dinero para mantener tus muebles como nuevos.

Para muebles de madera:

Los muebles que están hechos de madera o aglomerado reciben de fábrica un tratamiento especial, están barnizados y a veces el barniz no aguanta el uso diario, el aceite de coco es una muy buena manera de darle tratamiento a la madera de exterior sin gastar mucho dinero.

El aceite de coco es un regenerador natural libre de químicos que dejará tus muebles de terraza limpios, brillosos, suaves y con un agradable olor.

Para restaurar muebles de madera con aceite de coco, lo único que tenemos que hacer es mover el mueble a una zona con sombra y preferiblemente bajo techo para proteger el proceso de restauración del sol y la lluvia.

Muebles de metal:

El metal es, hasta cierto punto, más resistente que la madera, pero se debe de tener cuidado con el agua y la oxidación de estos.

Una opción para mantenerlos en buen estado es aplicar una mezcla de nafta y aceite de cocina con una brocha o pincel en las zonas oxidadas, dejar actuar por unos minutos y remover con una toalla de papel, esto nos ayudará a quitar las manchas.

Otra forma es remover el óxido con una lija especial para hierro, solo humedece un poco la lija, talla las áreas afectadas y deja secar.Para proteger los muebles de hierro o metal, es importante que estos siempre tengan una capa de pintura impermeabilizante especial para exteriores para evitar que el agua tenga contacto directo con el mueble.

Para mantener los muebles de terraza lo mejor cuidados posible una vez terminadas estas operaciones de restauración se puede cubrir los muebles con plástico o fundas especiales para protegerlos.

Teca y otras maderas tropicales: La teca y otras maderas tropicales, al contacto con el agua y el sol, pierden color y se vuelven grisáceas, aunque no debemos preocuparnos. Es sólo un cambio de color que no implica podredumbre. Lijándola manualmente con un papel de lija muy fino la prepararemos para una buena capa de limpiador, de aceite o recuperador de color, todos a la venta en tiendas de bricolaje y muebles de exterior.

Plástico, resina y fibra de vidrio:Los muebles de plástico, resina y materiales sintéticos para exterior o jardín se limpian con una mezcla de agua y jabón neutro aplicada con una esponja suave. A continuación, enjuagaremos y secaremos al sol o con ayuda de un trapo limpio. Debemos desterrar los limpiadores abrasivos. Para evitar que amarilleen, lo mejor es aplicarles una mezcla de sal bórax y agua, aunque poco podremos hacer por ellos.

Mimbre y otras fibras vegetales:Para mantener en perfecto estado los muebles de mimbre, de bambú o rattan, basta con quitarles el polvo asiduamente y limpiarlos con un paño húmedo. De vez en cuando agradecerán que les pasemos la aspiradora para quitarles el polvo, así como una limpieza más a fondo con esponja y una mezcla de agua y jabón. Antiguamente se aplicaba agua salada a los muebles de caña para mantenerlos rígidos.

Hierro: la lucha contra el óxido:Material resistente y duradero, apenas sufre los efectos del frío, el sol y las lluvias o las bajas temperaturas. Si por causa del agua tuvieran rastros de óxido, lijaremos con ayuda de un cepillo de alambre y, a continuación aplicaremos un tratamiento antióxido. Antiguamente era necesario dar una capa de un material previo, pero hoy, los nuevos esmaltes no lo necesitan.

Aluminio: el más sencillo de los cuidados: Los muebles de aluminio no necesitan cuidados demasiado sofisticados, aunque sí un mimo constante para mantenerse limpios y en perfecto estado. Para limpiarlos es suficiente una sencilla mezcla de agua y jabón, evitando por todos los medios cualquier producto abrasivo, por adecuado que nos parezca. También es conveniente quitarles el polvo, al menos una vez por semana.

Mármol y piedra natural

Para el cuidado de muebles de exterior de piedra natural, el material más duradero de todos, basta con ser cuidadoso y evitar el contacto con agentes químicos y ácidos. La suciedad, la tierra y la grasa son también enemigos de la piedra por lo que deberemos eliminarlos con suavidad. En el caso de la tierra hay que extremar las precauciones porque puede rayar las superficies de nuestras mesas de jardín.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Comentarios