escuela de natacion zona sur

Deporte,Salud

Características de las albercas olímpicas

9 Oct , 2018  

Escuela de natación zona sur

La primera piscina olímpica se construyó en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y la primera organización que inició competiciones en ella fue la Nacional Swimming Society fundada en Londres en 1837. Hoy en día sus usos son deportivos y muy variados, utilizándose en el campo de la escuela de natacion zona sur, el waterpolo, natación sincronizada y saltos.

La Federación Internacional de Natación señaló que una piscina olímpica debe medir 50 metros de largo y un mínimo de 21 metros de ancho, con una profundidad mayor a los dos metros. Además, este tipo de piscinas cuentan con ocho carriles de 25 metros de anchura cada uno.

La natación ya estuvo presente entre los deportes incluidos en las primeras olimpiadas oficiales, celebradas en Atenas en 1896. Sin embargo, debido al alto coste que suponía construir una piscina olímpica, la competición se realizó en mar abierto, teniendo como primer campeón olímpico al húngaro Alfréd Hajós.

Características básicas de una alberca olímpica

Al tener tres metros de profundidad, las piscinas olímpicas permiten a los nadadores una mayor flotación, al tiempo que reducen las turbulencias que generan sus movimientos debido a que las ondas se demoran más en llegar hasta el fondo y por ende se demoran más en regresar a la superficie.

Otros elementos que han ido evolucionando con la tecnología en el mundo de la natación son las líneas de separación, los carriles de amortiguación y el drenaje. Las líneas de separación también son más absorbentes de los movimientos y el drenaje se ha diseñado cuidadosamente para evitar que las ondas regresen al centro de la piscina.

La temperatura también se ha tomado en cuenta, ya que al estar entre 25ºC y 28ºC favorece a que los músculos estén en su punto de mejor rendimiento.

En la parte superior del espacio donde se encuentra la alberca olímpica, se pueden visualizar banderines para las pruebas de dorso, los cuales estarán situados a cinco metros de la salida y a cinco metros de la pared de volteo. Su altura será de 1.8 metros como mínimo y 2.5 metros como máximo sobre la superficie.

Los banderines sirven como referencia a los espaldistas para calcular la distancia de la pared tanto para no chocar como para realizar un correcto volteo.

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]
Comentarios