Hogar,Personal,Servicios

Vivir fuera de casa por primera vez

1 Mar , 2018  

Llego el momento de dar ese gran paso en tu vida, no importa el motivo, ya sea por estudios, trabajo o simplemente deseas poner a prueba tu independencia, bien, ya es hora de tomar tus maletas y vivir sin la vigilancia de tus padres. Tal vez tengas planes de vivir con roomies y sea un lugar pequeño sin aspirar a un patio con muebles de jardin, pero al fin de cuentas es sin la supervisión extra. Sin embargo, para que esta etapa salga de la mejor forma y no salgas con el pie izquierdo, debes de tomar en cuenta ciertos factores cuando llegues a tu nuevo hogar.

  • Toma las riendas de tu vida desde el principio. Si tienes un smartphone no dependas 100% de el. Compra un buen despertador y una buena agenda y ¡úsalos! Cada vez se hará más fácil recordar citas y fechas de vencimientos, pero en lo que te las aprendes de memoria, escribe todo.
  • Trata de seguir los consejos de tus padres lo mejor que puedas. Esto incluye no comer tanta comida chatarra, incluir algunas verduras en tu dieta, usar hilo dental, no dejar que se sequen manchas de líquidos en el suelo, etc.
  • El refrigerador no se rellena solo y tu ropa no se lava por arte de magia. Haz tiempo para ir al súper y para ir a la lavandería una o dos veces por mes. Después de un tiempo será cosa de todos los días que no te pesará en absoluto.
  • Administra conscientemente tus gastos. Sabemos que es inevitable no darse esos lujitos o antojos cuando no tenemos a nadie que nos reproche que es un gasto innecesario, pero a la larga te darás cuenta de las prioridades donde tienes que gastar.
  • Acostumbra a ahorrar. Al administrar nuestros propios gastos, siempre habrá temas del dinero que se nos salga de las manos, es mejor tener un poco ahorrado por cualquier urgencia que se presente.
  • No le tengas miedo a la estufa. Muchos de nosotros no tenemos la costumbre de utilizar más allá del sarten para cocinar un huevo o algo que sólo consista en ponerlo al sarten con un poco de aceite y listo. Los gastos diarios en comida pueden no parecer de gran importancia, pero si haces cuentas, sale mucho más caro comer en un Burger King, que tener nuestro refrigerador con comida para cualquier hora del día.

Estos son sólo unos pequeños consejos para no llegar a arrepentirnos de esta gran decisión, si ya estamos en planes de mudarnos, ya sea cerca o lejos de casa como para buscar algunas mudanzas u opciones para la decoración interna, te sugiero a Resten, puede que te de buenas ideas.

Si te gusto la recomendación puedes darme manita arriba y recomendar la nota con en tus redes sociales y con tus amigos que sepas, estén en esta nueva etapa de mudarse.

Comentarios