mercados de antiguedades

Cultura,Curiosidades,Personal,Turismo,viaje

Uno de los mercados de antigüedades más famosos del mundo

29 Nov , 2018  

Mercados de antiguedades

Existen emblemáticos mercados de antigüedades alrededor de mundo, lugares ideales para coleccionistas, personas amantes de los objetos raros o antiguos o simplemente un lugar diferente para el público que guste de curiosear o viajar.

Uno de los más famosos y antiguos se encuentra en el corazón de Francia, en la ciudad de París. El Mercado de pulgas de París mejor conocido como Marché de Saint-Ouen.

¿Cuál es su historia? 

A finales del siglo XIX se le prohibió a los traperos y vendedores de objetos de dudosa procedencia comerciar en el centro de la ciudad, por lo que buscaron un lugar más adecuado donde poder vender,  intercambiar y adquirir los productos y mercancías que ofrecían.

Así asentaron sus improvisados puestos en la muralla norte de París, una zona que era conocida por su falta de ley y donde  podían ejercer cualquier tipo de oficios y transacciones sin pagar impuestos o declaraciones acerca del origen de los objetos.  De esta manera, durante los primeros años de vida de este mercado, el lugar no era más que un reducido número de chozas y objetos esparcidos en el suelo que atraían a las clases más bajas de al época para comercializar.

Su sobrenombre “mercado de pulgas” ahora es utilizado para hablar de todo tipo de mercadillos en el mundo que puedan ofrecer una variedad de artículos, aunque en un inicio fue la manera despectiva que empleaba la burguesía parisina para hablar de este lugar que, según se rumoreaba, además de tener objetos de dudosa procedencia, estaba infestado con estos bichos.

Mejorando poco a poco…

Tras la primer guerra mundial este mercadillo tuvo la oportunidad de colocar sus primeros negocios fijos, comenzando así el verdadero florecimiento de este lugar. El municipio de Saint-Ouen empezó a organizar el lugar como un barrio y a publicar los primeros reglamentos para el mercado. Por medio de varios reportajes creados por periódicos locales, curiosos y coleccionistas fueron adentrándose en el sitio, del cual, se dice, obtuvieron increíbles artículos para sumar a sus colecciones, atrayendo así a más y más personas, tanto de la ciudad como del extranjero.

La vida actual del mercado

Ocupa alrededor de siete hectáreas, en las cuales se reparten en promedio más de 2500 tiendas las cuales cobran vida principalmente durante sábados y domingos, además de la temporada de verano, donde puede experimentar más afluencia de personas. Las tiendas están divididas en diferentes corredores y en cada uno de estos se puede encontrar todo tipo de objetos antiguos, como muebles, artículos de decoración, libros, maletas, ropa, etc.

Su historia le ha hecho merecedor de ser declarado una “Zona de Protección del Patrimonio Arquitectural Urbano”, permitiendo que se preserve en las mejores condiciones y no existan modificaciones que perturben su apariencia general.

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]