mascotas,Salud,Servicios

¿Tu perro apoya su cabeza en la pared? ¡Cuidado!

4 Abr , 2018  

Muchas veces no ponemos atención al comportamiento de nuestras mascotas, porque estamos ocupados o necesitamos salir de casa, pero ellos pueden mostrar síntomas de que algo no está bien con su salud y nosotros ni en cuenta, por esto es recomendable que, en vez de dejarlos solos, los llevemos a una guardería de perros, ahí les darán el cuidado y la atención que ellos necesitan mientras estas en ese viaje de placer o de negocios.

Si a tu perro o gato le ha dado por recargar su cabeza en la pared, lo mejor es que vayas a un veterinario de inmediato, ya que este comportamiento generalmente indica un daño en el sistema nervioso.

Resultado de imagen para perros recargados en la pared

Puede ser resultado de una serie de causas, incluyendo una enfermedad del prosencéfalo (donde prosencéfalo y tálamo son dañados) o un envenenamiento tóxico. No existe evidencia de que alguna raza en particular, o que los animales a alguna edad concreta tengan un riesgo mayor de sufrir este comportamiento. Le puede suceder a cualquier gato o perro y a cualquier edad.

Resultado de imagen para perros recargados en la pared

Pueden ser diferentes causas por las que un gato o perro pueda sentir la necesidad de presionar su cabeza, dependiendo de la causa principal que manifiesta el síntoma. Algunas posibles razones podrían ser desórdenes metabólicos (hiper o hiponatremia, es decir, mucho o poco sodio en el plasma sanguíneo corporal), un tumor primario o secundario (tumor localizado en el cerebro o en otro lugar del cuerpo), una infección del sistema nervioso (como rabia u hongos).

Otras razones podrían ser traumas en la cabeza post accidentes, o derivados de la exposición a toxinas como el plomo.

Se les puede diagnosticar de las siguientes maneras:

  • Un examen completo de la retina y otras estructuras del fondo del ojo, que pueden revelar procesos infecciosos o inflamatorios, así como irregularidades cerebrales.
  • Test de presión sanguínea para buscar si existe presión sanguínea alta, y dos tipos de escáneres cerebrales: tomografía computarizada o imagen de resonancia magnética.
  • Análisis de orina que ayudará a notar problemas metabólicos y pruebas para la concentración de plomo en la sangre.

En cuanto veas que tu perro o gato tiene este comportamiento corre al veterinario, algunos cuadros clínicos requerirán hospitalización y tratamiento inmediato

 

 

Comentarios