Limpieza,Peluches

Te decimos cómo lavar los peluches de tus hijos

10 Oct , 2019  

proveedor de peluches

Existen muchas formas de que el peluche favorito de tu hijo se ensucie, ya que juegan con él la mayoría del tiempo, se cae, lo dejan olvidado en el piso, en el jardín, y si tu hijo está enfermo, todos sus peluches van a necesitar un baño para eliminar los gérmenes restantes. Los niños mantienen un lazo especial con sus peluches, para ellos, son más que simples ositos o conejitos, por esta razón, es muy importante que tengas cuidado a la hora de lavarlo. A continuación, te decimos cómo puedes lavar los peluches en la lavadora. Toma nota.

Sabemos que tu pequeño no se separa de su peluche favorito, así que, para que puedas lavarlo, dile que se tiene que “ir de vacaciones” o “tomar un baño”, de esta forma puedes inculcarle al niño el hábito de la limpieza de sus peluches. Una vez que lo tengas en tus manos, revisa la etiqueta del peluche, en ella, el proveedor de peluches incluye las instrucciones de lavado. Es muy importante que hagas esto y sigas lo que se indica al pie de la letra porque, de lo contrario, la tela del peluche se puede dañar o quedar sucia sin remedio. Algunos peluches y muñecos blandos no pueden meterse en la lavadora, ni siquiera con ciclos para ropa delicada; por ejemplo, los peluches hechos con fibras naturales como la lana, los rellenos con bolitas de espuma y los que son antiguos, frágiles o están decorados con botones, lentejuelas o tienen los ojos pegados. Sin embargo, hay otros peluches que SÍ se pueden meter en la lavadora, sigue las siguientes instrucciones para su limpieza:

  • Retira toda prenda que pueda tener el peluche, es decir, playeras o pantalones con los que esté vestido. De esta manera, las prendas no se enredarán en el ciclo de lavado.
  • Arregla cualquier rotura que veas, y quita las hebras que estén colgando.
  • Coloca el peluche en una bolsa de malla (ya puedes encontrar algunas especialmente diseñadas para lavar artículos delicados), o, en todo caso, mételo en una funda de almohada, esto con el fin de que el peluche se mantenga protegido y los movimientos de la lavadora no lo dañen ni lo rompan.
  • Lávalo con agua templada o fría en un ciclo de lavado a mano o para ropa delicada. NUNCA lo laves con agua caliente, ya que puede dañarse la tela del peluche.
  • Si vas a colgar el peluche al sol, usa una toalla para estrujarlo y sacarle el exceso de agua; algunos peluches no pueden colgarse porque podrían dañarse, en ese caso, lo mejor es dejar que el peluche se seque solo en una superficie plana. Finalmente, utiliza un cepillo limpio o un peine para esponjar el pelo seco del peluche, de esta forma, volverá a quedar pachoncito.
Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]