mariachis

Uncategorized

Sanando un corazón roto

25 Ene , 2018  

Share this...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

¡Hola, bebés hermosos! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

 

Que te rompan el corazón duele, no importa si eres hombre o mujer, pero las féminas tendemos a exteriorizar más este dolor. Simplemente cuántas veces no nos hemos reunido con nuestros amigos cercanos a beber un buen tequila, mientras cantamos canciones de mariachis sobre despecho, en contra de esa persona a la que le dimos nuestro corazón, para que lo rompiera, pisoteara, escupiera y lo dejará ahí, tirado en la calle, como si no tuviera ninguna importancia.  

 

Sin embargo, hacer eso no es la única opción para olvidar un mal de amores, por eso hoy, te traigo tres opciones para que poco a poco vayas sanando tu corazón roto. Aunque, para empezar, lo primero que tienes que hacer es aceptar que la otra persona no va a volver, no importa lo mucho que te duela.

 

Una noche para desahogarte

Sí, no importa si es con alcohol o no, necesitas sacar todo el dolor que traes dentro, ya sea gritando, llorando o las dos. Prepara una noche con tus amigos más cercanos, esos que amas con todo tu corazón y ellos a ti, contraten a Mariachi de Mi Pais y entre canción y canción, te prometo que podrás expresar todo el dolor que guarda tu corazón.

 

Un día para consentirte

Lo siguiente es que escojas un día a la semana, para dedicarlo sólo a ti, con el objetivo de consentirte y que lo único que importe seas tú. Puedes hacerlo sólo o acompañado, no importa. Ve a que te den un masaje, a un spa, a un lugar, donde te puedas relajar y haya gente que se dedique a que estés bien.

 

Un viaje

Finalmente, lo que puedes hacer es agarrar un poco de ropa, dinero e ir a Interjet, a comprar un boleto a otra ciudad. Olvídate de todo y aléjate de todo lo que te recuerde a la otra persona. Cuando regreses tendrás la mente y el corazón más tranquilos.

 

Es importante que entiendas que con esto no olvidarás a la otra persona, pero sí ayudará a que tu corazón sane más rápido y pienses mejor las cosas, en vez de hundirte en el sufrimiento y la frustración.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Comentarios


Comments are closed.