escuelas de manejo zona sur df

Autos,Conductores

Reglas de oro al conducir

16 Oct , 2018  

Escuelas de manejo en la zona sur del DF

Recuerda que el saber manejar no te hace un experto, por lo que cuando termines tu curso en las escuelas de manejo en la zona sur del DF, debes de aprenderte las reglas de tránsito para evitar cualquier percance, asimismo, debes procurar ser el mejor conductor y salir  las calles, es preciso saber que la práctica hace al maestro.

Sentarse correctamente al volante

Lo primero antes de arrancar el coche es sentarte correctamente al volante, ya que la postura influye mucho en tu seguridad. Debes regular la distancia del asiento al volante, la altura, la inclinación del respaldo, el volante y el reposacabezas, éste último muy importante para evitar el temido latigazo cervical por una colisión.

Abrocharse el cinturón

Imprescindible, antes de ponerte en marcha, es abrocharte el cinturón de seguridad, y hacer que el resto de ocupantes también lo haga. ¿Sabes que reduce el riesgo de muerte en caso de accidente hasta en un 80%? Su uso es obligatorio en los asientos delanteros y traseros. Y si tienes que viajar con niños, éstos tienen que ir en un sistema de retención homologado para su peso y altura.

No utilices el celular dentro del coche

Las distracciones en la conducción te pueden jugar una muy mala jugada. Aparecen como factor de riesgo en un 30% de los accidentes con víctimas. Y aquí el teléfono móvil tiene mucha culpa. Conducir y utilizar el Smartphone es totalmente incompatible. Siléncialo y guárdalo en la guantera o en un bolso. No hay nada tan urgente como tu propia vida o la de los demás.

Si conduces no consumas alcohol y/o drogas

El consumo de alcohol y drogas están entre los motivos principales de accidente de tráfico. Las drogas y el alcohol reducen la capacidad de reacción y de calcular distancias, provocan problemas de coordinación, somnolencia, alteraciones de la vista… y, sobre todo, un exceso de confianza. Si esto lo asocias a una baja experiencia al volante, el riesgo se multiplica. Si conduces, nada de alcohol y drogas, y si tomas algún medicamento que pueda afectar a la conducción, como los del tratamiento de la alergia, consulta con tu médico y con tu farmacéutico.

Precaución ante ciclistas, peatones o motoristas

Son los usuarios más vulnerables con los que te puedes encontrar en las vías urbanas e interurbanas. La tarea de conducir requiere de toda nuestra concentración, más aún cuando circulas por ciudad donde la complejidad es mayor debido a la densidad del tráfico y a los muchos usuarios que comparten las calles.

Respeta las normas de circulación

Estemos o no de acuerdo con ellas, está claro que el reglamento general de circulación está hecho para cumplirlo. Cumplir todas las normas de circulación es imprescindible para mantener en orden la convivencia en carreteras y calles y proteger a sus usuarios. Desde el momento que obtienes el carné de conducir, asumes el respeto de las normas.

Cumple los límites de velocidad

Lamentablemente la velocidad inadecuada sigue siendo la causa principal de los accidentes en muchas partes del mundo. Un total de 370 vidas se podrían salvar cada año en España si los conductores no excedieran la velocidad. Todavía hay conductores que, por exceso de confianza o porque les gusta el riesgo, exceden la velocidad imprudentemente. No te conviertas en uno de ellos.

Conducir con hielo, niebla o lluvia

Los jóvenes que acaban de obtener el permiso de conducir confiesan no sentirse bien preparados para ponerse al volante, sobre todo, ante la posible presencia de placas de hielo o niebla. También conducir por carreteras de montaña o con lluvia les inquieta. Si es tu caso, nada más recomendable que realizar un curso de conducción donde aprenderás a mejorar tus habilidades como conductor.

Revisa los neumáticos periódicamente

Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con el asfalto, por tanto, son un elemento clave en la seguridad. Revisa la presión de los neumáticos de forma periódica y siempre antes de un trayecto largo, y comprueba su estado de desgaste.

En viajes, descansa cada dos horas

Cuando conducimos cansados y con fatiga o sueño se produce una pérdida de atención y el tiempo de reacción ante un obstáculo puede aumentar hasta en un 86%. Cuando te dispongas a realizar un viaje largo, se prudente y descansa cada dos horas. Estirar las piernas, refrescarte y tomar el aire te permitirán seguir conduciendo con seguridad.

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]