Uncategorized

¿Qué es una sala blanca?

7 Ago , 2018  

 

Las primeras salas limpias o blancas, aunque realmente no lo eran, comenzaron a desarrollarse en el ámbito sanitario a finales del siglo XIX. En aquella época, los microbiólogos y cirujanos se dieron cuenta de las infecciones, al menos, las producidas por las bacterias que contenía el aire del quirófano se reducían de manera considerable en cada ocasión en la que había una ventilación constante.

Los espacios en donde los científicos suelen trabajar tienen que cumplir con estándares y normas de calidad, es importante mencionar que sin ellas los laboratorios clínicos no podrían mantener un grado de eficiencia ni de productibilidad de los resultados de manera confiable.

Por lo anterior, en ninguno debe faltar un modulos de flujo laminar, pues es vital la implementación de las buenas prácticas en el laboratorio o seguro se tendrán problemas con la Cofepris. Los servicios que ofrecen los laboratorios son los que controlan alrededor del 80% de las decisiones clínicas, desde el diagnóstico y la terapia, hasta el pronóstico.

De acuerdo, esto detrás fue a manera de introducción y sobre la importancia de la limpieza en un laboratorio clínico o científico y por qué no, de los avances tecnológicos en el rubro. Volviendo a la pregunta original, que va muy ligada a la sanidad en este tipo de espacios.

Una sala blanca es un recinto preparado para el procesado de productos sin comprometer su calidad, es decir, evitando la contaminación microbiana, la contaminación cruzada con otros productos y cualquier otra contaminación externa, incluida la que puedan producir las personas que trabajan en ella.

En la construcción y uso de una sala blanca debe minimizarse la introducción, generación y retención de partículas, han de ser controlados parámetros relevantes como la temperatura, la humedad o la presión diferencial entre salas.

La sala blanca requiere de un proceso previo exhaustivo, que comienza con la correcta definición de las especificaciones de usuario, en función de las cuales se elegirán los materiales constructivos y se establecerán las condiciones ambientales que deben alcanzarse. El diseño de la sala blanca se adecuará a las funciones específicas para las que se construye. El cumplimiento de las especificaciones de usuario quedará demostrado con la cualificación de la sala.

Además, un adecuado diseño garantizará que el mantenimiento posterior pueda realizarse de forma fácil, de tal forma que el cumplimiento de las especificaciones se mantenga en el tiempo.

La manera en que el aire fluye en una sala blanca es a través de un flujo de aire turbulento o también llamado multidireccional, pues el grado de pureza se consigue diluyendo la contaminación mediante la introducción de aire limpio.

En una sala con una campana de flujo laminar, se atraviesa la sala de una manera uniforme eliminando la posibilidad de que la contaminación de disemine. Lo anterior, independientemente del tipo de flujo del enlace, se puede diferencias sistemas abiertos o de circuito cerrado. Los últimos son muy comunes, por ejemplo, en proceso donde se emplean sustancias tóxicas.

Este tipo de instalaciones de emplean en sectores cuyos procesos requieren de un aire sin impurezas, pues son muy comunes en el desarrollo de productos microelectrónicos y en la industria farmacéutica, aunque también se empelan en ámbitos como:

  • Micromecanismos
  • Óptica
  • Biotecnología
  • Medicina
  • Alimentación

Es necesario resaltar que, aunque tengamos dos salas con la misma clasificación, en función de sus dimensiones, ámbito de aplicación, carga de trabajo, etc. Se emplearán unos materiales y tecnologías concretas.

Si bien es cierto que el sistema de ventilación es fundamental para mantener los niveles de contaminación de la sala hay otros puntos que también son importantes:

  • Contaminación personal
  • Niveles de humedad
  • Electricidad y estática
  • Temperatura
  • Iluminación
  • Paneles LED no magnéticos

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]