clinica veterinaria tlahuac

mascotas,Perros

¿Por qué mi perro se come sus heces?

17 Oct , 2019  

clinica veterinaria tlahuac

¿Has visto a tu perro comerse su excremento? No te asustes, a pesar de que parezca bastante desagradable todo tiene su por qué, eso sí, este hábito le podría causar problemas intestinales o la aparición de bacterias o parásitos. Por ello, debes de estar al pendiente y en caso de necesitarlo llevarlo a una clínica veterinaria Tláhuac, ya que sabrán perfectamente qué hacer para evitar su malestar.

Pero comencemos por explicar este fenómeno, No Pues Guau señala que se trata de coprofagia canina que se describe como el comportamiento que adoptan algunos perros por el cual piensan en comer sus propias heces o las de otros. Es importante mencionar que la ingestión de excremento es común en perros, incluso, también otras especies animales lo hacen y es preciso corregirla a tiempo o se volverá común para el perro.

A pesar de ello, la coprofagia canina es un efecto natural, lo que estaría indicando principalmente alguna deficiencia nutricional. A continuación, te presentamos las razones por las que tu can podría estar ingiriendo su excremento ¡toma nota y mucho ojo!

Acaba de dar a luz: las perras que acaban de tener a sus cachorros suele comer sus heces, se dice que es para que su matriz se mantenga limpia.

Deficiencia nutricional: las deficiencias nutricionales pueden ser un poderoso motivo, además del más habitual, que podría provocar que un perro coma su excremento. Está relacionado con el tipo de alimento que come, sobre todo si es alto en cereales.

Poca variación en la dieta: otra de las razones por las que tu can se come sus heces, es cuando un perro come siempre la misma comida durante su vida, querrá experimentar nuevos sabores cuando tenga la oportunidad.

Curiosidad: cuando comienzan a explorar e intentar conoce cosas nuevas, los perros pueden comer, incluso, el excremento de otro perro. El olor les puede parecer apetecible y no dudan en comerlo.

Aburrimiento: es también una de las causas más comunes por las que un perro podría comer su excremento. Los perros son animales que necesitan y dependen mucho de la atención humana, por lo que cuando se queda solo por mucho tiempo, puede que haga esto para “entretenerse”.

Ansiedad: el estrés o ansiedad también es una causa por la que un perro podría comer su popó. Puede ocurrir cuando sienta estrés de llegar a un nuevo hogar o estar encerrado en casa todo el tiempo, por ejemplo.

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]