escuela de defensa personal df

Uncategorized

Movimientos básicos para defensa personal

11 Jun , 2019  

escuela de defensa personal df

En la actualidad muchos hemos experimentado ese sentimiento de nerviosismo al caminar solos en la noche o donde transita poco gente, también es probable que hayas sentido cómo cambiaba la velocidad de tu ritmo cardíaco cuando pensabas que te seguían, o peor aún, quizás te seguían y posiblemente hasta te atacaron, afortunadamente, todos podemos aprender movimientos básicos en una escuela de defensa personal df, para ser  capaces de defendernos ante un posible ataque.

Recuerda que estos golpes son básicos y necesarios que los aprendas si quieres sentir mayor seguridad aprendiendo otro tipo de movimientos:

1.- Golpe directo: Si alguien está frente a ti y es una amenaza, un golpe directo puede ser muy efectivo, para efectuarlo empuja la cadera y el puño hacia adelante al mismo tiempo, lo que maximizará tu fuerza, para ello conduce el movimiento desde el suelo, y no permitas que tu codo se levante, tu área de contacto deberían ser los nudillos del dedo medio, no el del dedo anular o el del meñique, para que el golpe de resultado debes de tener en cuenta que debes apuntar tu golpe a un área vulnerable, por ejemplo, los ojos, la nariz o la garganta de tu atacante, de está manera será más efectivo.

2.- Patada frontal a la ingle: Similar al golpe directo, la patada frontal a la ingle es un movimiento poderoso hacia un punto vulnerable que puede ayudarte a defenderte, para lograr esta patada, conduce las caderas hacia adelante con la rodilla flexionada y el talón hacia atrás, luego extiende la rodilla y la pierna con fuerza, haciendo contacto con la zona del ingle de tu atacante con la parte superior del pie.

3.- Patada de rodilla: Si la persona está cerca de tu cuerpo, el atacante puede estar demasiado cerca para tirar un golpe directo. Si ese es el caso, patear con la rodilla puede ser muy efectivo, en los casos que puedes usarlo es si hay alguien frente a ti, dentro de tu espacio personal, y empuja con fuerza la rodilla hacia arriba para golpear la ingle de tu atacante, ten en cuenta que debes utilizar la punta ósea de tu rodilla, no tu muslo, esto causará más dolor.

4.-Escape de un abrazo de oso: Si tu atacante intenta “abrazarte”, donde el atacante agarra a su víctima por delante o detrás de los hombros, tu primera reacción podría ser agarrar sus codos para tratar de sacar los brazos de su cuerpo. Sin embargo, tu mejor defensa es moverte hacia abajo para llegar al suelo, bajar tiene otro gran beneficio, ya que  te hace más estable y más difícil de levantar, te da un nuevo ángulo desde el que puedes golpear la rodilla, golpear la ingle o lanzar un golpe o codazo a los ojos, garganta, cuello u orejas de tu atacante, dándote más tiempo para escapar.

Es importante que acudas a una escuela en donde ellos se encargaran de mostrarte el mejor movimiento, y la fuerza que debes de poner en esos movimientos.

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]