mascotas

Mitos y verdades sobre el baño del perro

22 Mar , 2018  

Muchos perros pueden tanto disfrutar el ser bañados o también lo pueden odiar, pero así lo gocen o no es algo que tenemos que hacer para mantenerlos saludables y bonitos.

Estos son algunos mitos y verdades sobre el baño de los perritos:

Es mejor bañarlos en una estética para perros: Si es mejor llevarlos con un profesional ya que ellos saben por ejemplo como lavar su recto, sin embargo, si l perro no le agrada el baño, la pasará peor si lo hace un extraño.

Se les puede poner cualquier shampoo: Muchas personas bañan a sus perros con un shampoo para humanos y esto es un gran error, porque ellos tienen su propio tipo de piel, la cual necesita de otras sustancias para mantenerse saludable, así que si los bañamos con nuestro shampoo podemos dañar su piel y pelo.

Es malo bañar a los cachorros: No es malo, pero tampoco es recomendable hacerlo, sin embargo, si llega muy sucio, lo podemos bañar con mucho cuidado, pero a partir de las seis semanas. Es de suma importancia no bañar al cachorro antes del destete, pues su madre podría no reconocer su olor.

Los perros pueden secarse al aire libre: Esto depende de su tamaño, de su tipo de pelo y del clima, ya que si el clima es frío pueden enfermarse. Si es recomendable que se sequen al aire libre, pero con un clima caluroso, pues la secadora no les agrada nada.

Bañarlos les daña la piel: Esto es parecido al segundo punto, el bañarlos no les daña la piel siempre y cuando utilicemos el shampoo adecuado, si por el contrario les detectamos algún problema en su piel, debemos de consultar con un veterinario para que nos recomiende el mejor shampoo para ellos.

Solo basta bañarlos para eliminar los parásitos:  No, el baño sólo los previene, pero, no los elimina, para esto se necesita usar productos antiparasitarios.

No necesitan de limpieza dental: En realidad sí, pero, no tiene que ser una higiene dental como la de nosotros que nos lavamos los dientes prácticamente después de comer lo que sea, porque ellos no son tan propensos a las caries, pero un dedil o un hueso sintético para los dientes no les cae nada mal.

Tiene que acostumbrarse al baño desde cachorro. Esto es verdad, ya que, si desde sus primeros meses observa que no es peligroso ni extraño, será más fácil en el futuro. Es importante que cuando los bañemos les hablemos con cariño, para que ellos se den cuenta que no los queremos lastimar.

No les puede entrar agua a sus oídos: Si hay que tener cuidado con sus oídos, lo mejor es lavarles con mucho cuidado la parte externa de sus orejas y evitar que entre agua en la parte interna.

Comentarios