pensión-para-perros

Uncategorized

Mitos sobre el baño en tu mascota

3 Ene , 2018  

Share this...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Sobre cada cuánto tiempo habría que darle un baño, qué tipo de producto usar, si son pequeños, grandes, con mucho o poco pelo no importa cómo sea tu pequeña mascota pues estamos seguros que has escuchado por lo menos un mito sobre cómo, cuándo y cuánto bañarlo.

¡Espera y no recurras a los baños de perros a domicilio! Si eres curioso y quieres terminar con esos mitos esta nota es para ti, y es que vamos a solucionar todas esas dudas que rondan entorno al fino y delicado pelaje de tu mejor amigo.

  1. No hay que bañarlos seguido. Este es uno de los mitos más grandes sobre los perros, y es que muchas personas piensan que las mascotas deben bañarse cada uno o dos meses, pues es probable que dañes su pelaje; sin embargo, esto no es tan real, todo depende de la raza de tu mascota y, sobre todo, de su estilo de vida: si se ensucia mucho, corre al aire libre o permanece en casa mucho tiempo.
  2. Al bañarlo dañas el pH de su piel. Esto solo ocurre si no utilizas un champú adecuado para perros. Así que no lo asees con cualquier champú. Humanos y perros tenemos pH distintos.  Ni se te ocurra, entonces, usar tu champú para bañar a tu peludo. Mejor consulta, una vez más, con el veterinario para que te asesore sobre la mejor opción para tu mascota.
  3. Pierden la grasa que protege su piel. Salvo que te excedas en el aseo de tu amigo de cuatro patas, esta cuestión no será un problema, sobre todo si usas un champú específico y de buena calidad. El baño removerá impurezas y otras sustancias que deben ser eliminadas para que tu perro luzca un pelaje envidiable y tenga una piel sana.baños-de-perros-a-domicilio
  4. Hay que usar la secadora de pelo. A los canes los altera bastante el ruido del secador de pelo. Además, si el aparatejo tira mucho calor, también se sentirán molestos. Entonces, salvo que haga mucho frío, deja que, tras utilizar la toalla, se termine de secar en un ambiente cálido y resguardado.
  5. Con el baño evitas las pulgas.Aquí también depende de la regularidad con que bañes a tu peludo. No pretendas que con un sola aplicación esos molestos bichitos lo abandonen. Para lograrlo, seguramente deberás complementar el tratamiento con otros productos. Por ejemplo:
    • Polvos
    • Pipetas
    • Sprays

    Además, si tu mascota está libre de estos parásitos, no es necesario que utilices un champú antipulgas.

Mitos muchos, pero lo más importante es que tu mejor amigo esté siempre en buenas manos y feliz. Si tienes muchas dudas acércate a su veterinario o mejor contrata a los profesionales para darle un baño, como Spa de Cuaz que tienen años de experiencia y se encuentran en una de las mejores zonas de la ciudad, lo tratarán como rey.

Para cuidar más el pelaje de tu mascota, elige bien el alimento que le das pues todos tienen especial cuidado. Por ejemplo Pedigree tiene productos especiales para cada raza, incluso premios para cuando decidas consentirlo un poco.

¿Tienes más dudas? Escribe todo en la caja de comentarios y creemos una segunda parte de esta nota. Regalanos una manita arriba y comparte este post con todos tus amigos en redes sociales.

Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.