Cultura,Tradición

Metepec, pueblo alfarero

21 Jun , 2018  

 

La alfarería mexicana es la actividad artesanal que más se practica en México. Su producción es resultado de la convivencia de antiguas expresiones prehispánicas aún vigentes con la fusión de una cerámica de la época colonial (siglo XVI), cristalizada en una nueva forma de alfarería popular.

El barro, sustancia de grano fino compuesta en su forma básica de sílice, alúmina y agua, es la materia de los artesanos alfareros de nuestro país, a través de la cual se expresan siglos de historia e identidad mexicana.

El alfarero se procura el barro de yacimientos existentes en los alrededores de su comunidad y lo transforma en objetos que, luego de ser sometidos a su última metamorfosis por medio del calor, habrán de funcionar como elementos utilitarios y decorativos.

Lo que me lleva a platicarlos sobre el Pueblo Mágico de Metepec, unos siete u ocho kilómetros de la capital. El nombre de este pueblo significa en náhuatl “sobre el cerro de los magueyes”.

Se trata de un típico poblado del Estado de México, con la proyección, colores, olores y sabores del México Antiguo, el que se nos presenta, por ejemplo, en las cintas del “Indio” Fernández.

Metepec es un pueblo alfarero por excelencia. Quienes visitan este magnífico pueblo mexiquense, por lo general resultan asombrados por las verdaderas obras de arte que realizan los maestros alfareros del lugar.

Basta con pasear por pintorescos barrios como Santa Cruz, San Mateo, San Miguel, Coaxustenco y Santiaguito, en algunas de las muchas tiendas de artesanías que allí se localizan, para hallar antojables piezas: soles y lunas, calaveras, candeleros, imágenes sacras, coronas para celebrar el adviento y muchas otras más.

Por otra parte, Metepec siempre ha tenido una enorme relevancia para las comunidades indígenas que habitan la región. Tal es el caso de las etnias matlatzinca y otomí.

De hecho, en lengua matlatzinca a Metepec se le nombra NepintaTuhi, que significa “el lugar de los habitantes de la tierra del maíz”. En cambio, los otomíes nombran a Metepec como Ntaguada.

 

Comentarios