Seguridad,Sociedad

Los robos en la Central de Abasto

8 May , 2018  

 

Los robos y violencia en la Central de Abasto no es algo nuevo, investigaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital indican que la banda delictiva que opera en el lugar es llamada Los Oaxaquitos.

El actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México José Ramón Amieva señaló que los policías capitalinos estarán atentos a la orden que se dio sobre que los diableros no podrán portar gorras ni sudaderas con capucha, pues los asaltantes han tenido esas características.

Ante ello, algunos comerciantes y diableros se rehusaron, perciben a la medida como privatoria de sus derechos humanos, protestaron con impresión de carteles. Ante ello, las autoridades capitalinas aseguraron que no es algo obligatorio, pero a quien detecten con ese tipo de vestimenta será interrogado y en caso de negarse a quitársela, será presentado ante una cámara para capturar su imagen.

Por su parte, Felipe Rosales Gamboa, coordinador de Seguridad, Vialidad y Protección Civil de la Central de Abasto de la CDMX, aseguró que los integrantes de esta banda primero comenzaron trabajando como “diableros” y cuando conocían el movimiento en las bodegas decidían actual.

En agosto del 2017, las autoridades detuvieron a cuatro sujetos que asaltaron dos bodegas diferentes. Les fue asegurado dinero en efectivo, un arma 9 milímetros y otra pistola de diábolos con las que cometieron el asalto, además de celulares, chamarras y otras pertenencias de las víctimas de ambos asaltos.

La Central de Abasto es vigilada por 405 cámaras, 150 policías auxiliares y 60 preventivos, que deben de cuidar al día 500 mil personas que a diario visitan ese mercado, de 327 hectáreas, por lo visto, no es suficiente.

Asimismo, salió a relucir el caso de la policía, Margarita Rivera, quien murió por un disparo en la cabeza cuando se acercó a auxiliar en un comercio asaltado por una banda identificada como “Los Oaxacos”, dentro de la Central de Abasto.

Ocurrió cuando cuatro asaltantes, entre ellos una mujer, robaron 50 mil pesos de una cremería en la Central de Abasto. La policía, Margarita Rivera, se acercó, pero no pudo reaccionar.

En la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) aseguraron que tienen avances para dar con los responsables y los agresores pudieran tener familiares detenidos en reclusorios de la capital.

Guillermo Terán, subprocurador de la PGJCDMX, señaló que “ellos muy probablemente visitan a familiares o muy probablemente también estuvieron detenidos… Muy probablemente las características corresponden a los que aparecen en diversos videos.

 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]