escuelas-de-manejo-en-df

Autos,Clases

¡Lo que nadie te dice cuando aprendes a conducir!

13 Feb , 2018  

Una vez que te decides a tomar clases para aprender a manejar te llueven todo tipo de comentarios, entre los que están de acuerdo pues es más cómodo transportarte por esta caótica ciudad y los que de plano prefieren el metro por no lidiar con el tráfico. Lo ideal es que tomes ambas cosas y vivas la “experiencia” de aprender a manejar… nunca está de más.

Lo primero es que sí, viajar en el transporte público es mucho más barato que hacerlo en carro y es que una vez que tienes el automóvil comenzarán los gastos. Entre la gasolina, verificación, lavadas y algunas otras cosas -sino se descompone seguido- los gastos pueden variar, pero esas son algunas de las cosas que necesitará. En cambio, si usas el transporte publico es probable que no gastes mucho dinero pues el metro va prácticamente a cualquier parte.

Ya es hora, es momento de que tomes el volante y comiences a rodar como todo un experto por toda la ciudad. Acudiste a todas las escuelas de manejo en df habidas y por haber, pues querías evitar los regaños, desmayos y reproches por días de tus papás.

Bueno, pues eres bienvenido al volante y ahora daremos por hecho que te sabes el reglamento de tránsito de pies a cabeza, que en las clases te mostraron cómo cambiar una llanta y que hasta sabes qué hacer en caso de que el auto se descomponga a mitad de la carretera, pero, ¿sabías que hay cosas que se aprenden en la marcha y nadie te lo dice?

¡PUES ES TU DÍA DE SUERTE!

Cuando aprendí a conducir, quien me lo mostró no era para nada un experto y, contrario a lo que había intentado mi madre años antes, me subió al carro y mostró lo que debía hacer –lo básico, técnicamente-. Me sentía toda una experta a treinta kilómetros por hora y como no había atropellado a ningún cristiano, abollado el auto, ni llevaba un animal pegado en la llanta esta persona decidió que podía salir a la avenida principal, mi reacción fue que era sencillo… hasta que estuve ahí.

escuela-mexicana-de-manejo

Para ser honesta no lo hice tan mal –o eso creo, pues la siguiente semana ya estaba en una carretera rumbo a la condesa-, así que con el tiempo aprendí cosas que nadie te dice. Frases como “recuerda que detrás de una pelota siempre hay un pequeño niño” y es cierto, por ello, en calles y lugares como escuelas, debemos disminuir la velocidad no importando la hora en la que te encuentres.

Los baches, ¡los odio!, y en la Ciudad de México parece que son una plaga, para evitar accidentes te recomendamos que veas siempre al auto que va frente a ti, así puedes anticipar si más adelante hay un bache, tope o si es necesario frenar por alguna razón.

Como estos hay un mundo de consejo, sin embargo, te aconsejamos seguir nuestros blogs para que no te pierdas los que vienen más adelante y si aún estás aprendiendo, te recomiendo a la Escuela mexicana de manejo, tienen años de experiencia y no te van a defraudar. Automático, estándar, Ford, Toyota o cualquier otro carro no importa cuál elijas sino que te sientas cómoda y estés preparada para lo que viene.

¡Déjanos más consejos en la caja de comentarios! Y no te vayas sin compartir este post con todos tus amigos en redes sociales y darle manita arriba.

 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]