cocinera doméstica

Hogar

Las trabajadoras domésticas luchan por empleo digno

9 Nov , 2018  

Cocinera doméstica

Actualmente hay 2.4 millones de trabajadores del hogar en México, el 95 % son mujeres y representan el 10 % de la población económicamente activa (PEA) femenina. Por lo que existe una campaña que se llama Empleo en Casa con el objetivo de crear consciencia desde los hogares a partir de comerciales de televisión, carteles publicitarios y una página web.

Hay que saber que tanto la Ley Federal del Trabajo como la Ley del Seguro Social contienen capítulos específicos para las cocineras domésticas, en general para las empleadas del hogar. Ello, establece el derecho al aguinaldo y vacaciones, pero aspectos discriminatorios como jornadas de 12 horas.

Belén Sanz, la representante de ONU Mujeres en México ha señalado que es esencial posicionar en la agenda pública y dar “pasos específicos en torno al pleno reconocimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar”.

Asimismo, se pronunció a favor de que México ratifique ya que el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pues otros países de la región como Uruguay, Ecuador o Bolivia ya lo han hecho.

El 92 % carece de seguridad social y el 97 % no tiene acceso a servicios médicos, además, sufren una fuerte discriminación. El sueldo de una trabajadora del hogar es habitualmente de dos salarios mínimos diarios, esto es 167 pesos, con jornadas que pueden llegar a las 12 horas.

También existe un Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (SNTH), se trata de una organización sindical independiente, sin fines de lucro, integrada exclusivamente por personas que tenemos en común ser trabajadores y trabajadoras del hogar.

Los objetivos del SNTH son los siguientes buscamos la defensa de nuestros Derechos Humanos Laborales, la no violencia, no discriminación por sexo, género, raza, color de piel y de religión, la equidad, el valor social y económico del trabajo del hogar remunerado, y seguridad social para el mejoramiento de la calidad de vida de trabajadores y trabajadoras del hogar en México.

Los derechos que buscan sean reconocidos son los que señala la Ley Federal del Trabajo, tales como:

  • Jornada laboral de 8 horas y tiempo extraordinario
  • Tiempo y días de descanso
  • Capacitación
  • Seguridad social
  • Vacaciones
  • Aguinaldo
  • Indemnización
  • Entre otros

Las trabajadoras domésticas siguen sin ser reconocidas

Por años se le ha restado importancia jurídica, económica y social al trabajo doméstico; esto, dada la percepción de este tipo de trabajo como complemento o remplazo de las labores que comúnmente realizaba el “ama de casa”, quien como tal, es considerada económicamente inactiva. Se trata, como lo han hecho ver estudios especializados, de una actividad “invisible” para el resto de la sociedad.

Hace poco menos de un mes en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutió el proyecto del ministro Albeto Pérez Dayán, el cual estipulaba que los patrones no están obligados a inscribir al seguro social a las cocineras domésticas o trabajadores del hogar, pero sí protegerlas de los riesgos a los que estén expuestas.

Este esquema contempla el aseguramiento de los que se dedican al oficio de empleados domésticos; comprende las prestaciones en especie de los seguros de riesgo de trabajo, de enfermedades, maternidad y las correspondientes de los seguros de invalidez y vida, así como de retiro cuando sea por cuestiones de edad avanzada y vejez.

También considera que el hecho de que los empleados domésticos no se encuentren contemplados dentro del régimen obligatorio IMSS, no vulnera, en sí, el derecho a la seguridad social, a menos que esa exclusión se base en criterios discriminatorios y no exista algún otro régimen de seguridad social estatal al que puedan acogerse tales trabajadores.

En consecuencia de los hechos, la SCJN se negó a amparar a una mujer de 80 años que fue despedida injustificadamente, quien trabajó durante 50 años para una familia que buscaba ser indemnizada e inscrita al Seguro Social para obtener una jubilación, pago de salarios caídos y las demás prestaciones.

Ello, pese a que condenó al pago de vacaciones, prima vacacional y aguinaldo tan solo del año anterior a la presentación de la demanda. Además, condenó el pago de horas extras al estimar que la trabajadora laboraba un total de cincuenta y cuatro horas, esto es, seis horas extras más de la jornada máxima legal.

Ante la decisión, se cuestionó la constitucionalidad de que los patrones no estén obligados por la ley a brindar de prestaciones a sus trabajadores domésticos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pues el acto se podría interpretar como un acto discriminatorio.

 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]