articulos medievales

Época Medieval

Las armaduras medievales

26 Feb , 2019  

Artículos medievales

Las armaduras medievales o los artículos medievales se constituyeron como un factor muy importante para los caballeros de la edad media, pues los protegían durante los combates ante posibles lesiones con espadas u otras armas.

Algunos estudiosos señalan que el comienzo de la utilización de las armaduras fue en Egipto en el año 4.000 a. C., los materiales que utilizaban en la mayor parte de las armaduras era piel de cocodrilo y cuero reforzado con bronce. Los materiales que se usaban para realizar las armaduras han ido evolucionado con el tiempo, empezando con las pieles y los huesos, hasta llegar al uso de los metales.

Las primeras piezas de la armadura que se realizaron para la protección estaban destinadas a las zonas más débiles e indefensas del cuerpo, así como para las partes donde una herida podía provocar más fácilmente la muerte del guerrero, como la cabeza y el tronco, que fue lo primero que protegieron.

Se comenzó usando los camisotes (una evolución de los cinturones) de piel de búfalo, que iban reforzados con escamas metálicas, algunos llegando hasta la cadera y otros más largos que llegaban hasta los pies. Algún caballero también utilizaba espinilleras con el fin de proteger la parte anterior de las piernas.

La zona de la cabeza y proximidades se empezó a proteger porque el escudo no la llegaba a cubrir. Cabe decir que el casco era la pieza que antiguamente caracterizaba al caballero medieval, se usaban metales para realizarlo y se dibujaban adornos, para destacar entre los demás. A veces eran reforzados con bronce o se les colocaba colmillos de jabalí, ya que estos pesaban muy poco.

La infantería ligera (vélites) en Roma, igual que los gladiadores, llevaban ócreas o espinilleras en la pierna izquierda, mientras que los hastatos que eran hombres de clase media que conformaban la infantería pesada, las llevaban en la derecha. Esta clasificación, según fueran una u otra la pierna que adelantaran durante el combate.

Tras el declive del Imperio Romano se originó una regresión en el desarrollo de las armaduras, incluso, se podría decir que comenzó de cero usando vestiduras que sólo se utilizaban para defenderse de espadas o cualquier otro artículo de combate.

Los guerreros germanos y francos utilizaban sayos sin mangas de cuero o lienzo acolchado que hasta el siglo XIII no se guarneció con anillos, mallas o planchas de metal, e incluso con tiras metálicas que formaban un enrejado rematado en los huecos por gruesos clavos.

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]