Uncategorized

La verdad sobre las pedidas de mano

26 Sep , 2017  

Antes que nada, quisiera agradecerles a todos por leer y compartir todos los contenidos que publicamos en este blog. ¡Estamos creciendo muchísimo! Cada vez crece más nuestro alcance, estamos llegando a mayor audiencia. ¡Y todo es gracias a ti!

¿Sabías que la venta de diamantes se incrementó tras un anuncio publicitario? Exactamente, sé que muchos llorarán tras descubrir esta triste verdad, pero la pedida de mano con el anillo de diamantes fue una vil treta publicitaria. Una compañía que vendía estas piedras preciosas se le ocurrió hacer un anuncio elaborado de un hombre hincado ofreciéndole un anillo de diamantes a su mujer. Después de esto, el mundo occidental, cambió por completo la forma en la que se comenzó a pedir matrimonio, y la venta de esta tienda se disparó por las nubes.

Cash-Express

Hoy en día creemos que no hay nada más romántico, y hasta hay personas que miden el amor a través del precio del diamante. No puede existir una pedida de mano sin un anillo, no hay novia que no muestre su anillo al contar la historia de su pedida de mano, o los ojos curiosos de las personas que buscan en la mano esta fabulosa roca. Puedes creerlo, parece que hemos vivido engañados. En realidad, solamente fue una treta publicitaria que tuvo éxito, pero jamás se imaginaron hasta qué punto llegaría a impactar a la sociedad. Tanto así que se ha convertido en una tradición, parte de nuestra cultura, algo que nos orilla a quedar endeudados, pero que poco importa.

Les juro que no sé qué me duele más, este derrumbe de mi fantasía o enterarme de pequeña que Santa Claus fue creado por Coca-Cola. Pero esto debería abrirnos un poco los ojos, estamos en una sociedad que dicta nuestros gustos, nuestras costumbres, nuestra propia cultura. Basamos todo a través de lo que nos dice la publicidad, y todavía nos consideramos una sociedad que aplica el libre albedrio, por favor. Somos más borregos que nada, estamos completamente idiotizados y quien se atreve a despertar es segregado culturalmente.

No me malentiendas, los diamantes son bellos, son hermosos, es parte de la naturaleza humana quedarnos viendo a todo aquello que brilla, y más cuando se adquieren en tiendas como Cash-Express. Solamente recomiendo que, de hoy en adelante, aunque no intentemos cambiar ya algunas costumbres que resultaron ser muy bellas (la pedida de mano y la ilusión del cariñoso barrigón), si seamos más conscientes de lo que intentan vendernos.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]