aparatos auditivos para sordera profunda

Salud

La importancia de cuidar el oído

5 Dic , 2019  

aparatos auditivos para sordera profunda

La percepción de la vida  se reduce a cinco sentidos, la vista, el gusto, el oído, el tacto y el olfato. Cuando alguno de ellos nos llega a faltar entramos en una crisis, e incluso se puede sentir la falta de algo, por ello hoy en día existen muchos métodos y formas para tratar de llevar una vida normal, tales como las prótesis, cirugías plásticas y aparatos auditivos para sordera profunda cuando hay algún problema de audición.

Así pues, cuando un aparato auditivo utiliza compresión, el circuito amplifica los sonidos suaves más que los sonidos fuertes. Por lo que si circuito del aparato auditivo tienen un alcance de compresión amplio y dinámico automáticamente se ajusta a la cantidad de ganancia para que los sonidos suaves sean hechos más fuertes y los sonidos fuertes no serán distorsionados o demasiado fuertes.

Esta pérdida auditiva se traduce como la pérdida parcial o total de la escucha, lo que, en consecuencia, le ocasiona a la persona problemas para comunicarse, el envejecimiento, la exposición al ruido e infecciones son las principales causas de esta discapacidad, así como el consumo del ácido acetilsalicílico, esteroides, anticonceptivos y enfermedades cardiacas.

Y aunque es más común, la realidad es que esta discapacidad no se reduce a sólo los adultos mayores, los afectados podrían ser sus padres o cualquier conocido. Lo más común sería por cuestiones de la edad, pero puede generarse por diversas cuestiones, lo cierto es que nosotros como sus familiares debemos comprenderlos y apoyarlos en todo lo posible.

Así mismo, es preciso comentar que existen factores de la pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y en envejecimiento.

Los casos desatendidos de este problema representan un coste mundial anual de 750 mil millones de dólares internacionales, no son caras y pueden resultar muy benéficas para los interesados.

Los casos de afectación mejoran por la detección temprana y la utilización de aparatos auditivos económicos, el aprendizaje del lenguaje de signos y otras medidas de apoyo educativo y social.

Alrededor de una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece de pérdida de audición discapacitante. La máxima prevalencia en ese grupo de edad se registra en Asia Meridonial, Asia-Pacífico y el África subsahariana, por ello es importante que se tenga en cuenta los cuidados pertinentes.

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]