estudio-de-audiometria

Uncategorized

¿En qué consiste un examen de audiometría?

8 Ene , 2018  

Hace no mucho estaba viendo un programa de televisión con mi hijo de cuatro años sobre los sonidos que escuchamos en la naturaleza y la forma en que nuestro cuerpo reacciona y nos ayuda a saber que están ahí.

Durante el programa hicieron una prueba con un tipo de zumbido, con esto trataban de explicar cómo es que con el paso del tiempo –por diversas cuestiones, ajenas o no a nosotros- vamos perdiendo la audición. Conforme pasaba la intensidad de éstas era menos lo que podía escucharlas; sin embargo, mi hijo sí podía escuchar todo. Me impresionó tanto que investigué un poco más y encontré todo sobre el estudio de audiometria.

La audiometría es una prueba que evalúa el funcionamiento del sistema auditivo, que permite determinar la capacidad de una persona para escuchar los sonidos y la fase del proceso de audición que está alterada.

Para empezar, al momento de asistir a un estudio de estos, como en todos los exámenes de salud, te harán preguntas relacionadas con ésta y el por qué sientes algunas molestias. Después, te observarán con el otoscopio el interior del conducto auditivo y el tímpano. Tras realizar este estudio básico, te pedirán que pases a una cabina donde te pondrás diferentes cascos con altavoces.

En primer lugar, te pedirán que te pongas un caso en la oreja derecho y luego otro en la oreja izquierdo. Con estos cascos se estudia la conducción aérea, es decir, la transmisión del sonido con normalidad a través del sistema auditivo. Luego te pondrán unos cascos que se colocan detrás de cada oreja, apoyados en el hueso. Con ellos se estudia la conducción ósea, que sirve para saber si el sistema nervioso funciona correctamente en cuanto a entender los sonidos.

dr-ruben

Con cada uno de estos cascos, el realizador de la prueba emitirá diferentes pitidos con intensidad y tono diferentes. Te pedirá que hagas una señal cada vez que oigas un pitido; así se podrá identificar a qué volumen y tono no escuchas bien los sonidos. Después probará con cada casco si entiendes diferentes palabras que pronunciará correctamente, pero que escucharás a intensidad y tonos diferentes. Te solicitará que las repitas inmediatamente después de escucharlas. La segunda parte de la prueba es la más importante, ya que se estudia cómo en el día a día hay dificultad para entender palabras o frases.

Durante toda la prueba podrás estar sentado o de pie. En ningún momento notarás dolor o molestias, ya que se trata de una prueba sencilla. Si tienes un sistema auditivo muy enfermo puede que notes mareo, como te puede ocurrir en otras situaciones. Si te sucede, avisa al técnico de la prueba para que la interrumpa durante un momento.

Después de estas pruebas, podrás saber al instante si es necesario algún tipo de tratamiento o prótesis en caso de tener algún problema de audición. Si sientes que algo está mal, no dejes de visitar a tu médico de confianza; agradecemos la información y atención proporcionada por el Dr. Rubén, quien es experto en el tema.

¿Quieres saber más sobre ello? Escríbenos en la caja de comentarios y no te vayas sin darnos manita arriba, comparte esta y todas nuestras recomendaciones con todos tus amigos en redes sociales.

Comentarios