Tintorería

Hogar,Limpieza,Servicios

Diferencias entre lavandería y tintorería

17 May , 2018  

Existen dos procesos para el cuidar de la ropa y cualquier otra prenda textil: la lavandería y la tintorería. Estos términos muchas veces llegan a ser usados por igual o confundirse, pensando que es lo mismo, pero son diferentes, por lo que es importante saber la diferencia antes de hacer uso de alguno.

Lavandería:

Es el proceso adecuado que deben seguir todas las prendas de uso común que no requieran de cuidados específicos. El lavado se hace sin un previo tratamiento, con agua a una temperatura entre los 30 y los 60 grados, jabón y  Suavitel.

Usualmente este proceso se hace en lavadoras, el excedente de humedad se elimina en una secadora y la ropa puede pasar a un planchado o doblarse directamente para su entrega. En este proceso no se tiene cuidado al detalle, la ropa se divide a por material o color. Además de la ropa de uso común, las lavanderías puede apoyar a hoteles, restaurantes y servicios de banquetes que necesiten la limpieza de su mantelería y artículos de habitaciones.

Tintorería

Cualquier tipo de tintorería tiene como principal objetivo el máximo cuidado de la prenda, permitiendo que se vea lo más próxima posible a cuando era nueva. Este proceso de limpia se divide en varias partes y está dedicado especialmente para prendas delicadas o que necesitan un tratamiento de limpieza muy específico. Como los trajes, vestidos de gala, blusas de telas delicadas, etc.

El servicio se hace prenda por prenda, para garantizar un mejor cuidado al detalle. Primero pasa por un proceso de desmanchado, el cual usará productos específicos para eliminar alguna macha que esté presente en la tela. Posteriormente tendrá un lavado en seco, el cual sustituye el agua y jabón por solventes que eliminan la suciedad sin dañar la tela ni deterioran la prenda. El planchado de las prendas se hace con máquinas que preservan la forma original de la ropa.

En algunos casos este servicio cuenta con la parte de coloración, donde se tiñen las prendas que han perdido su color natural a causa del uso, de ahí su nombre. Finalmente, dependiendo de las especificaciones del cliente, puede pasar por un proceso de conservación para que la prenda permanezca en las mejores condiciones sin importar cuanto tiempo se encuentre guardada, los vestidos de novia pueden ser el ejemplo perfecto.

Tener en cuenta el proceso de cada servicio puede ayudar a diferenciar cual es el indicado para la ropa.

 

Comentarios