Internacional,Sociedad

¡De policia a instructor!

10 Jul , 2018  

Así como existen instructoras de Pole Dance, este arte también cuenta con varones que además de practicar el baile de barra americana, se dedican a la enseñanza del mismo. Mientras algunos hombres lo ven como un hobbie para ponerse en forma y obtener un poco de dinero extra, para Gong Yifei fue un cambio radical de vida, pues de ser un policía, paso a convertirse en profesor a tiempo completo de este conocido baile de barra.

Este hombre chino de 24 años, ha decidido dejar atrás toda su vida como oficial de la ley para dedicarse de lleno a una de sus pasiones más grandes que ha tenido desde que era niño, pero que solo cuando fue adulto pudo practicar: El pole dancing.

En una entrevistas que realizó para el portal de noticias BBC Mundo, Gong declaró que para él, más que un baile erótico o una disciplina deportiva, el baile de barra era todo un arte que debería de ser respetada, pues tanto hombres como mujeres lo pueden practicar y lucir de diferentes maneras, mientras las damas poseen gracia y belleza, los hombres destacan su fuerza.

Antes de dedicarse a su verdadera vocación, este hombre ingresó al ejercito de China a los 18 años, y desde ese momento comenzó a entrenarse para convertirse en agente de policía armado. El potencial que mostró como líder y ante las operaciones de rescate de rehenes le permitieron ser promovido rápidamente hasta convertirse en líder de su escuadrón. Sin embargo decidió cambiar después de encontrar el centro de entrenamiento “Luolan Pole Dancing Club” en Pekín, la primer y más grande cadena de escuelas de pole en el país.

A pesar de ser el único hombre, el no se siente cohibido o desestima lo que este tipo de entrenamiento físico le ha otorgado. Pues así como el Pole demuestra la flexibilidad femenina, también puede mostrar la fortaleza masculina. A pesar del desconcierto que sus compañeros de trabajo presentaron ante su decisión, sus padres se han mostrado muy comprensivos y le han apoyado incondicionalmente. Sin embargo, Gong sabe que todavía le queda un largo camino por recorrer, pues a pesar de que existe una amplia cadena en su país para que las personas practiquen pole dance, lo cierto es que esta actividad todavía es considerada una novedad muy atrevida y con reputación erótica, por lo que en China todavía existen esos prejuicios que han sido la sombra de esta modalidad de danza.

Por el momento, Gong aspira a tener su certificado para poder entrenar a otros entusiastas como él.

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]