Agenda de escritorio

Personal

Consejos para comenzar a llevar una agenda

16 May , 2018  

No importa si es una agenda de escritorio, personal o de bolsillo, este artículo se ha vuelto cada vez más indispensable para organizar el día a día de cada persona y no dejar ni un detalle sin olvidar. Sin embargo, comenzar a usarlas cuando no tienes la costumbre puede generar algunas preguntas como estás: ¿Cuál elegir? ¿Qué me conviene?

No te preocupes por ello, porque el día de hoy te diré lo que necesitas saber para elegir y aprovechar todos los beneficios que una agenda te puede dar.

  • Ten en cuenta tus necesidades. Existen una gran variedad de diseños, tamaños y formatos en las agendas. Es importante saber para que la usarás, pues no es lo mismo tener el espacio para anotar tu rutina del día al día que el que se necesita para programar citas. Además, ten en cuenta otros datos que necesitarás guardar en esta libreta, como número telefónicos específicos, listas de tareas pendientes, etc.
  • Donde comprarla. Tiendas de papelería como Officce Max tienen una amplia variedad de agendas pre diseñadas, basta con ir a darte una vuelta para encontrar una que cubra tus necesidades. Pero si quieres algo más personal, puedes buscar alguna imprenta o negocio que pueda apoyarte en crear tu diseño.
  • Siempre ten lápiz y la mano y no olvides anotar todo. Como te dije, al principio usar una agenda puede ser complicado, por ello es necesario que lo hagas un hábito. Antes de gestionar tu tiempo, enfócate en llevar tu agenda día por día. Escribir por la mañana lo que harás el resto del día es un buen comienzo.
  • Mantén tu agenda siempre en el mismo lugar. Puede depender mucho del lugar donde la ocupes, ya sea el trabajo o la casa, es recomendable dejarla en una zona visible y accesible como un escritorio, al lado del teléfono fijo o un mueble que ocupes mucho. Si eres de las personas que puede necesitar escribir algo de último minuto, lo mejor es llevarla contigo.
  • Anota la información importante. Si adquieres por primera vez una agenda, lo primero que debes hacer es anotar citas, proyectos, cursos, o reuniones que ya tenías previstas, con el fin de que vayas acostumbrándote a anotar y usar tu agenda como una forma para planificar tu tiempo.
  • Ten paciencia. Un hábito nuevo no se adquiere de la noche a la mañana, necesitas ser constante y recordarte la mayor cantidad de veces posibles antes de que se vuelva en algo automático. Si se te olvido revisar tu agenda o anotar algo no te sientas frustrado, solo recuerda cual fue tu error y trata de evitarlo.

Con el tiempo te darás cuenta de todos los beneficios que te brinda llevar una agenda.

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]