Bebidas típicas

Conoce más sobre el vino

23 Ago , 2018  

 

En el universo de lo que involucra la creación y degustación de un vino existen muchos mundos que desconocemos pues, en ocasiones, limitamos la información a sólo elegir cuál comprar y si es dulce o seco.

En la etiqueta de las botellas puedes encontrar información importante como la fecha en la que fueron recolectadas las uvas y la zona de elaboración del vino. La importancia de este mensaje radica en que nos aporta para la calificación después de degustar.

Como es un producto totalmente natural, su textura, sabor y olor no son los mismos con el paso del tiempo. La razón es que influyen factores como el clima o el suelo, de ahí que cada añada reciba un nombre distinto. Por ejemplo, en España, dicha evaluación la realizan los Consejos Reguladores, en los que está representado el propio sector elaborador.

Seguramente también lo has escuchado, pero en realidad sabes ¿cuál es la función de la barrica?  En pocas palabras es el recipiente que se ocupa para la crianza del vino. En un principio, la barrica de madera respondía principalmente a la necesidad de conservación almacenaje y transporte del vino.

Posteriormente, los distribuidores de vinos se dieron cuenta de que el vino, al pasar mucho tiempo en la barrica adquiría ciertas características particulares que modificaban lentamente su sabor, aroma y textura.

A partir de ello, existen diferentes denominaciones según su envejecimiento:

Joven: generalmente se comercializan y consumen durante su primer año de vida, pues el líquido extraído de la uva pasa directamente del depósito de acero inoxidable donde se fermenta la botella saltando el paso por barrica

Crianza: es un vino con un mínimo de dos años naturales de los cuales permanece al menos un año en la barrica y el resto en botella hasta su comercialización.

Reserva: envejece con al menos tres años antes de su comercialización al igual que el de crianza durante 12 meses en barrica y el resto en botella.

Gran Reserva: se trata de un vino de muy alta calidad elaborado a partir de las mejores añadas y que envejece durante cinco años y permanece con un mínimo de dos en barrica y tres en botella.

Actualmente se usan diferentes tipos de madera en la construcción de las barricas, entre las que destaca la madera de roble que ayuda a suavizar la textura del vino y estabilizarlo, agregando diferentes sabores y aromas como la vainilla, caramelo, coco, humo, tostado, etc. características que suelen venir reseñadas en la etiqueta de las botellas de vino.

Dentro de las variedades de roble sobresalen el francés y el americano. Las barricas tienen una capacidad de 220 litros, aunque también existen de 225 litros y se denomina “barrica bordelesa”.

 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]