Cultura,Hombre,Motocicletas,Motociclistas,Seguridad

¿Cómo surgió el casco para motos?

3 Ene , 2019  

Cascos para moto 

Aunque hoy día es una obligación hacer uso de cascos para moto, por mucho tiempo su uso fue solo una sugerencia para los motociclistas, entonces ¿Cómo paso a considerarse un implemento vital dentro de la seguridad de los conductores de vehículos motorizados?

El día de hoy conocerás un poco más sobre como nació este elemento y a partir de que momento histórico comenzó a tener tanta importancia.

¿Cómo comenzó? 

Pues bien, algunas personas pensarían que la invención del casco fue casi inmediatamente que la motocicleta, sin embargo, transcurrieron al menos 30 años entre la invención de uno y otro. El registro de la primer motocicleta impulsada por un motor de combustión interna data de 1885, a cargo de Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach. Después de presentar su invento, las modificaciones y adaptaciones no se hicieron esperar, siendo modelos que se enfocaban en superar las velocidades de sus competidores, y consolidarse como uno de los vehículos más rápidos en ese momento, dejando de lado otras cuestiones como la seguridad de los pasajeros.

Antes de la invención del casco pensado para los motociclistas, hubo personas que buscaban fomentar el uso de protección para los conductores. Uno de ellos fue Eric Gardner, quien sugirió que la menos las personas que practicaban en las pruebas deportivas debían de hacer uso del casco por seguridad, aunque debido a la poca practicidad del modelo empleado, la mayoría de los pilotos no estuvo conforme y en consecuencia no fue una situación que se pudiera de moda.

Los verdaderos inventores del casco

Fue hasta 1935, Hugh Cairns, un médico cirujano (especialista en neurología), se percató de la falta de seguridad que tenían los conductores, sin ningún artefacto que los protegiera de caídas, lesiones o cualquier otro inconveniente que pudieran sufrir mientras andaban en este tipo de artefactos.

Su sugerencia fue hecha luego de ser el doctor que trataba de salvar la vida al británico Thomas Edward Lawrence, un ex oficial del ejército que, tras un accidente sufrido en su motocicleta, cayó en coma y falleció posteriormente debido a la gravedad de las heridas que había sufrido, principalmente en la cabeza.

Cuando Hugh se dio cuenta que esa muerte pudo haberse evitado de haber contado con la protección adecuada, se dedico a investigar y estudiar un artefacto adecuado para proteger que fuera lo suficientemente resistente a impactos, incluso recurriendo a la ciencia y la investigación empírica.

Gracias a sus experimentos, demostraciones y el trabajo que escribió al respecto, la sociedad tomo en cuenta la gravedad de los hechos y la necesidad de implementar elementos de seguridad. De hecho, su estudio tuvo tanta relevancia que el ejercito implemento el uso obligatorio de casco en sus motoristas y poco a poco, los civiles también fueron adquiriendo su uso.

Sin embargo, es importante señalar que no fue el doctor Cairns quien diseño y patentó lo que hoy conocemos como el primer modelo del casco moderno. Su creador fue en realidad Charles Lombard, un investigador de la fuerza área de Norteamerica que, interesado y motivado por los estudios del doctor británico, decidió crear en 1953 el primer casco reforzado, con un diseño cómodo y ajustable en el interior, el famoso casco tipo aviador o modelo clásico. 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]