Autos

¿Cómo manejar un auto automático?

27 Abr , 2018  

Todas las personas que saben manejar un auto de transmisión manual y automática, han concluido que es más fácil manejar un auto automático, pero también han mencionado que los arreglos los cuales se los podemos hacer en llantera patriotismo salen más caros que uno de transmisión manual, sin embargo, si tu idea es adquirir un auto de transmisión automática y no sabes manejarlo este artículo es para ti.

¿Qué significa el PNDR de la transmisión automática?

Estas siglas corresponden a las velocidades, por sus siglas en inglés:

P = Parking

N = Neutral

D = Drive

R = Reverse

La “P” se usa solamente para cuando el coche ya se encuentra completamente estacionado, es decir, sin movimiento, ya que pone en acción unas barras que impiden el andar del auto; de apretar el botón en el momento equivocado se corre el riesgo de dañar la transmisión.

La “N” es para lo que se conoce también en transmisiones manuales como punto muerto y lo que hace es desacoplar el motor de las ruedas, por lo que el auto podrá moverse con mucha facilidad. Por esta razón, únicamente se utiliza para ocasiones donde se requiera este desacoplamiento, como por ejemplo si necesitaras empujar el auto.

La “D” se utiliza para avanzar hacia adelante. En los coches automáticos el cálculo de la velocidad en la que deberías estar lo hace el coche de manera automática, por lo que no tendrás que ir moviendo las palancas como en uno manual.

Por último, la “R” corresponde a la reversa y se debe poner únicamente cuando el coche esté completamente detenido, de hecho, en muchos vehículos tiene un seguro que se debe presionar para poder meter esta velocidad.

¿Qué significan todas las letras de mi coche automático?

Como se mencionó al principio, algunas letras han desaparecido, mientras que otras se han sumado al esquema de cambios.

Entre los que han desaparecido, está el O/D OFF, o también visto como 1,2,3, en otros modelos.

“O/D” corresponde a “Over Drive”, y se refiere al momento en el que el motor revoluciona más que las llantas, situación que se desea en una pendiente para poder subir.

En las cajas automáticas más antiguas no existía este modo, por lo que, al subir en una inclinación, el coche cambiaba continuamente de velocidad porque no podía reconocer cuál era la adecuada y debías dejar seleccionado la “primera, segunda, o tercera” para poder lograrlo con éxito.

Aunque ha ido desapareciendo esta velocidad, al aparecer cajas de cambios de hasta 8 velocidades, ahora puede venir en otra presentación donde se describe como “L” que significa low y tiene la misma función que el over drive ó 1,2,3. Se utiliza para subir pendientes, hacer arrastres, remolques, o en general, salir de situaciones difíciles.

Otra función que podrías encontrar es la letra “S” que equivale a “Sport” y se refiere a las funciones deportivas en un coche. Esto va a permitir revolucionar más el motor para que sientas más velocidad cuando la necesites; va a afectar el rendimiento del combustible, pero obtendrás mayor potencia.

Por último, está la letra “M” de “Manual”, que como su nombre lo indica, podrás poner el modo secuencial con el que podrás utilizar la caja de velocidades como si fuera de transmisión manual, y de esta manera lograr rebasar o superar obstáculos de la vía, ya que podrás revolucionar el acelerador a tu gusto y necesidad.

A diferencia de un coche manual, en el automático, cuando se encuentra en “M” cambiarás las velocidades moviendo hacia adelante o hacia atrás, o también, si cuenta con paleta de cambios al volante podrás hacerlo desde la columna de dirección.

Cómo conducir un coche automático

Al igual que lo harías en un auto manual, primero debes ajustar el asiento y los espejos para que queden en una posición adecuada y no tengas que cambiarlos de posición mientras estás en movimiento.

Para lograr el arranque, debes tener la palanca en parking, ya que, de hecho, algunos coches no permiten el encendido de encontrarse en alguna otra velocidad.

Para arrancar debes poner el pie en el freno antes para asegurarte de que no se moverá al encenderse, luego de esto, pasa de parking a drive, y quita lentamente el pie del freno.

En la mayoría de las palancas de cambios (que no son perillas, ni botones), deberás presionar un botón que se encuentra en la empuñadura para que puedas hacer el cambio de velocidad.

Si, por el contrario, tu auto cuenta con paleta de cambios al volante, la debes jalar hacia a ti para hacer el desbloqueo y luego moverla a drive.

Antes de comenzar a revolucionar el acelerador debes asegurarte de haber quitado el freno de mano.

Cuando llegues a un semáforo, debes mantener el pie en el freno mientras tengas la palanca en drive, si llegara a prolongarse el tiempo en que estés parado, entonces sí es recomendable que pases a parking, ya que con esto dejarás descansar los piñones que hacen el trabajo de pasar la fuerza a las llantas y aumentarás la vida útil de tu transmisión.

Para estacionarte, utiliza el freno y asegúrate que una vez que estés completamente detenido, pongas la velocidad en modo parking y luego metas el freno de mano.

Como consejo final, nunca uses el pie izquierdo, utiliza el derecho para pisar ambos pedales. Si estás acostumbrado a usar el embrague pisarás con demasiada fuerza el freno, provocando movimientos bruscos que podrán lastimarte o causar un accidente.

Si, por el contrario, nunca has manejado una caja manual y utilizas un pie diferente para cada pedal, podrías presionar ambos sin querer y restarle vida útil a tu caja de velocidades.

Con información de carmatch.mx

 

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]