refacciones para automoviles

Automóviles

Los cuidados que un auto necesita

27 Jul , 2017  

Refacciones para automóviles

Tener un coche es un rollo, perdón de antemano por la expresión tan coloquial y un tanto burda. Pero es en serio, es muy complicado. Tienes que checar la verificación, que ese día sí circule, ver en dónde se venden refacciones eléctricas automotrices o las opciones más económicas de tiendas de refacciones para autos por si algo falla. Porque créeme, algo siempre va a fallar con él.

La llanta que se ponchó, el anticongelante extra que debes poner, el ajuste de rines, los niveles de gasolina. Siempre, pero siempre habrá algo, y tienes que saber en dónde repararlo, porque hay un sinfín de personas que querrán timarte, cambiarte más de lo que en realidad necesita tu vehículo, o simplemente ponerte piezas de baja calidad que terminarán fallando a los pocos meses o hasta semanas.

Y a veces es fácil saber en dónde comprar algunas autopartes, por ejemplo, si quieres una llanta, solo tienes que ir a Michelin. Sin embargo, ¿y las otras partes de tu coche?, ¿a dónde puedes llevarlas?, ¿qué tal si tu auto no es de agencia?, ¿al taller de la esquina?

Las interrogantes como éstas siempre saldrán, porque no tener un auto en esta Ciudad, ya no es posible. Ya no es un lujo, se ha vuelto una necesidad por las largas distancias que hay, y más cuando tienes una familia, hijos a los que llevar a la escuela, mandados que hacer, ir al súper mercado, etc. Y no puedes estar pidiendo taxi o Uber para todo, porque a la larga te terminará saliendo mucho más caro. O estar usando el transporte público, porque o te tardas el doble, o simplemente no llega a muchas partes de la Ciudad.

Así que sí, un auto es una necesidad, pero también se vuelve una responsabilidad. No puedes traer un coche que esté contaminando sólo porque tiene una falla, o que los faros no funcionen, ya que pones en peligro tu vida y la de otras personas. No puedes usarlo estando bajo sustancias tóxicas, puesto que no solo es una irresponsabilidad, es lo más peligroso y estúpido que puedes llegar a hacer.

Por lo tanto, si estás pensando en comprar uno, tienes que ser consciente de todas estas variantes. Asimismo, si quieres repararlo te aconsejo que cheques bien los lugares en dónde lo harás, para que no termines con una billetera vacía y un auto que sigue sin funcionar.

Refacciones para automóviles más comunes

A continuación, algunas de las refacciones para automóviles más comunes ¡toma nota!

1) Bujías

Las bujías son unos dispositivos pequeños de los que depende altamente el funcionamiento del motor, y es que son ellas las encargadas de iniciar el proceso que resulta en la generación de la energía necesaria para el movimiento del coche.
Lo que hacen las bujías es generar una chispa con la que se enciende la mezcla de aire y gasolina que comprime el pistón y con ello desencadenar el proceso para encender el motor.

Las bujías se encargan de mantener el motor encendido, es por eso que es tan imprescindible que funcionen correctamente.
Debido a la presión que es ejercida sobre ellas, las bujías se desgastan muy rápido y es por eso que debemos cambiarlas con frecuencia.

Se recomienda el cambio en cada afinación y que éste sea de todas las bujías y no sólo de las que estén gastadas. El número de bujías depende del cilindraje de nuestro auto y aunque parezcan iguales, existe una bujía específica para cada motor.
El no cambiarlas con frecuencia derivará en un funcionamiento deficiente de la máquina y esto afectará directamente al rendimiento de gasolina, y por ende, al nivel de contaminación que nuestro auto genere.

2) Filtro de aire

La función principal de los filtros de aire de nuestro coche es proteger al motor de aquellas impurezas que corren dentro del flujo de aire que entra al motor. Evitan la contaminación de la cámara de combustión y el degradado de las paredes de los cilindros.

El filtro de aire debe cambiarse con cada revisión del coche ya que es esencial en el funcionamiento del motor.
Un filtro de aire engrasado puede desencadenar una serie de daños a los conductos internos del motor y con ello devenir en un alto consumo de combustible, una alza en las emisiones de CO2, y a la larga, contribuye a la avería del motor.

3) Filtro de gasolina

La función del filtro de gasolina depende si el auto es de diésel o de gasolina; en el primer caso, su utilidad es que elimina la humedad y evita la corrosión de los metales dentro del motor; en el segundo, evita que lleguen impurezas al motor.
En ambos casos, el filtro de gasolina protege el circuito de inyección, la bomba de presión y los inyectores del circuito de alimentación.

El mantener los filtros de gasolina en buen estado alarga la vida útil del motor y ayuda a un mejor funcionamiento de nuestro automóvil.

Es importante dar mantenimiento a este filtro ya que los orificios de las válvulas que envían el combustible son muy pequeños, por lo que cualquier partícula que los obstruya afectará en la salida de gasolina. Esto puede ocasionar goteos al cilindro y deterioro de pistones y anillos, además de aumentar exponencialmente el consumo de combustible.

4) Filtro de aceite

Similar a la función de los dos elementos anteriores en esta lista, el filtro de aceite se encarga de retener partículas indeseadas que quieran pasar al aceite antes de que éste inicie su recorrido dentro del circuito de engrase del motor, una marca muy reconocida es Motorcraft.

El filtro de aceite es una pieza en forma de cartucho que contiene varias capas porosas por donde va pasando el aceite y filtrándose en cada una de estas capas, con hasta un 97% de efectividad cuando el filtro está en buen estado.

El tiempo de cambio viene definido en el manual de nuestro automóvil, por lo que debemos consultar esta información y tenerla presente. De no contar con esta información, se recomienda reemplazarlo cada vez que se hace un cambio de aceite.
De no hacerlo, podría surgir desgaste de los cojinetes y rodamientos, que a su vez resultaría en la avería de los pistones a largo plazo.

5) Batería

La batería de un coche es un aparato electroquímico que almacena energía eléctrica para su posterior uso.
Su función principal es poner en marcha el motor, aunque también alimenta con esta misma energía los diferentes circuitos del automóvil que hacen funcionar la computadora del auto, la bomba de gasolina, la iluminación y el equipo de audio, por mencionar algunos.

La acumulación de energía es el resultado de un proceso químico donde conviven el agua y el ácido sulfúrico, por lo que para mantener la batería en buen estado es necesario evitar que el electrolito descienda por debajo del mínimo requerido.
En el caso de las baterías sin mantenimiento, basta con fijarnos en sus bornes para identificar el desgaste o mal funcionamiento de la batería.

Si estos bornes se oxidan, producirán fallos eléctricos intermitentes, por lo que sería nuestro primer indicador de cambiar la batería del coche, aunque normalmente los autos cuentan con un testigo lumínico que indica que es tiempo de cambiarla.
La batería de un automóvil tiene una vida útil de aproximadamente 4 años, por lo que es importante checarla cuando su edad ronde esta fecha.

 

Comentarios
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]