Inundaciones,Sociedad

Tláloc amenaza una vez más al país

17 May , 2018  

 

Se acerca la temporada de lluvias y ciclones, cada año muchos estados y municipios de país se inundan por la falta de capacidad en los sistemas de drenaje, aunado, la basura que nosotros mismo generamos y a que las lluvias en los últimos años han resultado tan atípicas que pareciera que están descargando galones de furiosa agua sobre nuestros suelos.

 

Como cada año, cientos de familias perderán bienes, cosechas e incluso miembros de la misma a causa de los desbordamientos de ríos. Otra vez, la angustia cada que comienza a llover, el volver a pensar en ir a la reparacion de muebles, la  incertidumbre de saber si ese día volverían a dormir en los techos o huir hacia terrenos más altos.

 

El portal de la Segob de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto clasificó los tipos de lluvia en los siguientes:

 

Precipitación

 

Es agua en cualquier estado físico, líquido (lluvia) o sólido (nieve y granizo), que cae de la atmósfera y alcanza el terreno.

 

Lluvia

 

Gotas de agua o cristales de hielo que caen de una nube por efecto de la gravedad.

 

Inundaciones pluviales

 

Suceden cuando el agua de lluvia satura la capacidad del terreno para drenarla, acumulándose por horas o días sobre éste.

 

Inundaciones fluviales

 

Se generan cuando el agua que se desborda de ríos queda sobre la superficie de terreno cercano a ellos.

 

Inundaciones costeras

 

La marea de tormenta que se desarrolla durante ciclones puede afectar zonas costeras, sobreelevando el nivel del mar hasta que éste penetra tierra adentro, cubriendo en ocasiones grandes extensiones.

 

Inundaciones por ruptura de bordos, diques y presas

 

Cuando falla una obra contenedora de agua, ocurre una salida repentina de una gran cantidad de agua, provocando efectos catastróficos e inundación de amplias extensiones de terreno.

 

Inundación por incorrecta operación de compuertas de una presa

 

Cuando se permite la descarga a través de un vertedor controlado desde una presa por una decisión errónea de abrir más la compuerta de lo previsto, sale una cantidad de agua mayor a la que puede conducir el cauce aguas abajo, lo que provoca el desbordamiento del río y la inundación del terreno.