Inseguridad

Los mariachis asesinos

18 Sep , 2018  

Servicios de mariachi

El pasado viernes 14 de septiembre mientras muchos comenzaban los festejos del Día de la Independencia de México, ocurrió una balacera por mano de tres hombres en pleno corazón de la Plaza Garibaldi, sí ahí donde se contrata el servicio de mariachi, que dejó un saldo de seis personas muertas, entre ellas se identifica a un extranjero y a dos mujeres.

Aún se desconocen las razones principales por las que acudieron vestidos de mariachi a no ser por la fecha que se estaba festejando. La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) informó que en cuanto los delincuentes terminaron las detonaciones, salieron huyendo por una de las calles aledañas en donde ya los esperaban tres motocicletas quienes agilizarían su escape.

Además de las personas muertas quedaron aproximadamente siete lesionados. Los hechos ocurrieron en el Callejón de a Amargura y la calle Honduras, lugares caracterizados por su alto tránsito de turistas y consumidores.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, informó que ya se cuenta con la información sobre los atacantes y su posible ubicación. La procuraduría indicó que se llegará hasta las últimas instancias para detener a los atacantes.

El presidente Enrique Peña Nieto la noche del sábado 15 de septiembre (un día después) gritó un fuerte Viva México al unísono con los miles de espectadores que asistieron y los que lo veían por la televisión, no muy lejos de la zona en la que se llevó a cabo la balacera.

Los videos que circulan en las redes sociales muestran a mariachis interpretando música tradicional en la plaza poco antes del tiroteo. Un empleado de la cantina “El Tenampa” -que se atribuye la llegada de los mariachis a Garibaldi en la década de 1920- aseguró el sábado que la situación se había normalizado.

“No tenemos reservaciones canceladas y todavía estamos reservando mesas”, dijo el empleado, que pidió que su nombre no fuera revelado por temor a represalias de grupos criminales. Durante años, la Plaza Garibaldi ha sido escenario de crímenes y estafas. El nieto de Malcolm X, Malcolm Shabazz, fue hallado muerto a golpes afuera de un bar del lugar en 2013 tras una disputa por una cuenta.