Escuela de música

La relación de la música y el ser humano

22 Oct , 2019  

escuela de música cdmx

escuela de música cdmx

La neurología, psicología y biología desde que se comenzó a estudia este fenómeno, han señalado que la música es muy benéfica para nuestras vidas. El escuchar melodías agradables, no sólo modifica el estado de ánimo, sino que puede tener una influencia muy positiva en el desarrollo cognitivo humano, en el estímulo de la inteligencia en incluso, la salud.

Hoy en día, las escuelas de música cdmx, subrayan la relación entre la música y bienestar se ha convertido en una fértil fuente de investigaciones. Una de las teorías más defendidas al respecto informa de que la naturaleza humana dicta las condiciones que han de tener una secuencia de notas para que las interpretemos como una pieza musical.

De hecho, es posible que la música remede lejanamente la organización de ritmos internos de nuestro cuerpo, como el latido del corazón, el tempo de la respiración o la sonoridad vocal de las palabras. De ese modo podría explicarse por qué todas las manifestaciones musicales del mundo cuentan con una base emocional común.

Por muy diferentes que sean su estructura, tonalidad o ritmo, las músicas del planeta comparten una línea básica; un japonés, aunque no sepa una sola palabra de flamenco, es capaz de detectar que una bulería transmite sensaciones alegres y una taranta produce emociones más tristes.

Los psicólogos británicos John Sloboda y Patrik Juslin, de la Universidad Keele, han estudiado en profundidad este fenómeno y lo han relacionado con la capacidad de sorpresa del ser humano. Sloboda asegura que “la base de nuestro comportamiento emocional es la capacidad de respuesta a situaciones que, de algún modo, nos sorprenden”.

¿La música beneficia a la salud?

La experiencia demuestra que muchas personas con afecciones de los centros de procesamiento del habla no pierden necesariamente la función musical. Se han detectado casos de personas aquejadas de amusia (incapacidad total para distinguir notas musicales) que escuchan palabras y hablan sin problema.

Los especialistas del Centro Nacional de Investigación de Alzheimer de Brescia, Italia, están convencidos de que se puede utilizar la música como herramienta de diagnóstico para esa enfermedad enfermedad. Su idea comenzó a tomar forma cuando detectaron que dos pacientes con demencia frontotemporal comenzaron a disfrutar estilos musicales que antes no les gustaban.

Uno de ellos, de 68 años de edad, comenzó a escuchar a todo volumen canciones de un cantante pop italiano propio de públicos quinceañeros. Otro, en este caso una mujer de casi 80 años sorprendió a sus cuidadores con un repentino amor al rock.

Estos síntomas no se han detectado en otros tipos de demencia, como el Alzheimer; por eso, los médicos creen que los cambios bruscos de preferencias musicales podrían servir como indicio precoz del advenimiento de una enfermedad mental determinada.