Clima,Energía,Medio Ambiente,Tecnología

Sol VS electricidad, ¿Qué calentador es mejor?

14 Jun , 2018  

Es normal hoy día escuchar a personas hablar sobre los beneficios de usar un calentador solar 15 tubos en su hogar. Que si es económico, si es muy funcional con la luz, cubre sus necesidades, etc.  Mientras que otro sector de población considera que un calentador de agua con luz solar no es capaz de cubrir sus necesidades en épocas de frío o poco sol y lo mejor seguirá siendo para ellos el uso de un boiler eléctrico.

¿Quien tiene la razón?

Para poder dar una respuesta, es necesario entender las ventajas y los inconvenientes de las dos opciones que dividen la opinión de las personas.

Calentador de agua solar

Entre sus ventajas encontramos:

  • Ofrece agua caliente todo el tiempo, a pesar de que no haya luz solar directa.
  • No utiliza ningún tipo de combustible, lo que reduce costos a largo plazo.
  • Requiere una instalación simple en una zona despejada
  • Están diseñados para tener una vida útil larga
  • Su funcionalidad es constante
  • Tiene grandes beneficios ecológicos a largo plazo al usar una energía renovable

Sus inconvenientes:

  • La lluvia intensiva puede disminuir su funcionamiento, produciendo un temperatura de agua más baja
  • Requiere una gran inversión inicial
  • Debe de haber un mantenimiento constante en la instalación para asegurar su funcionamiento al 100%
  • Su instalación debe ser llevada a cabo por personas capacitas en el manejo de este tipo de sistemas.

Calentador de agua eléctrico 

Sus ventajas son:

  • El agua caliente está disponible a cualquier hora del día
  • El consumo de electricidad es controlado, ya que para calentar el agua la mayoría de estos sistemas cuentan con un sistema automático.
  • Funciona para todo tipo de caudales
  • Mantiene una temperatura constante
  • Maneja una instalación fácil
  • No necesitan un piloto para funcionar, por lo que no se corre riesgo de fuga
  • No requiere de un mantenimiento constante

Sus desventajas regularmente son:

  • Tarda tiempo en calentar el agua si su tanque se termina.
  • Puede llegar a ocupar mucho espacio
  • Una reparación puede ser un costo muy elevado
  • En lugares donde se requiere agua caliente constantemente no es muy recomendable
  • Puede ocupar más energía de la requerida en zonas propensas al frío

¿Ahora cual crees que sea el mejor? Muchas personas probablemente cambiaron de tema respecto a su idea anterior, algunos no, pero esto se debe principalmente a las necesidades que busca atender el uso del agua caliente. No es que un equipo sea mejor que el otro, sino que cada uno tiene características especificas que pueden ser efectivas y prácticas para diferentes casos.

Clima,Interiorismo

¿Mueres de calor primaveral? ¡Lee esto!

28 Mar , 2018  

 

Es la temporada de canícula casi a nivel nacional, en el trabajo te quieres arrancar las camisas y blusas, el pantalón, echarte una cubetada de agua y andar en chanclas y ropas ligeras. Pero obviamente eso es imposible. Así que corre con tu jefe y exígele una unidad de ventana para el aire acondicionado.

Elige el sitio para el aire acondicionado en la pared. El aire caliente se eleva, así que un buen lugar para un aire acondicionado, es entre 12 y 48 pulgadas (30 y 90 cm) por encima del suelo en el centro del cuarto. Un lugar perfecto para un aire acondicionado es debajo de una ventana.

También considera que exista un enchufe eléctrico adecuado con el suministro de corriente correcto. La mayoría de los aires acondicionados, funcionan con 120 o 240 voltios. Revisa el manual de tu aire acondicionado para conocer cuál es el enchufe eléctrico correcto. Asegúrate de que el cable eléctrico llegue al enchufe desde la posición deseada en la pared.

Mide el aire acondicionado para saber de qué tamaño debe ser el agujero en la pared. Corta un agujero rectangular con una navaja para exponer al menos el ancho de los soportes de la pared y hazlo un poco más grande que el aire acondicionado. Necesitarás espacio para instalar los marcos siguiendo las instrucciones en el manual de la unidad.

Quita el aislante, cortándolo con la navaja.

Instala el marco en la pared siguiendo las instrucciones del manual del aire acondicionado. Éste soportará la unidad. Asegúrate de que el marco esté plomado y nivelado, para que la unidad pueda drenar correctamente.

Corta la cobertura exterior con una sierra circular, usando el agujero interior como guía.

Monta la cubierta del aire acondicionado en el agujero en la pared. Revisa que la cubierta esté nivelada y pareja. Conecta la cubierta al marco, siguiendo la guía de instalación.

Instala el aire acondicionado dentro de la cubierta. Es buena idea que dos personas hagan este trabajo. Asegura la unidad a la cubierta con unos tornillos.

Vuelve a colocar el aislante y la pared de yeso, cortando trozos de estos según las medidas alrededor del aire acondicionado.

Sella alrededor del exterior de la unidad para sellar el aire y evitar que se filtre el agua.

 

Con información del portal eHow