Autos,Clases,Personal

No le temas a manejar

14 May , 2018  

Escuela de manejo

Aunque para muchas personas, el conducir un automóvil es una experiencia que les gusta y disfrutan, para otras el estar frente a un volante les resultar algo muy aterrador. ¿Qué hacer? ¿Cómo reaccionar ante determinada situación? Esas son algunas de las preguntas más comunes que la gente que tiene miedo a conducir se hace constantemente, algo que probablemente aumenta cuando la persona que nos quiere enseñar no está completamente capacitada para ello.

Porque, aunque sea una bonita experiencia que gente en la que confiamos nos enseñe a conducir, no cuentan con las habilidades necesarias para instruir y alejar el miedo que se crea en cuanto se tiene los pies sobre los pedales. Por ello, lo mejor para controlar el miedo no hay nada mejor como una escuela de manejo.

¿Por qué es mejor?

Aprender a manejar es diferente para cada persona, por ello, la persona de que va a enseñar no solo debe conocer un auto, sino que tiene que tener paciencia, explicar cada detalle que te generé duda y poder trasmitir lo que sabe sobre la conducción con las herramientas que tiene disponibles. En una escuela, cualquier instructor cumple con estas características, cosa que no siempre ocurre cuando queremos que algún familiar nos muestre.

Además, una de las claves para ir perdiendo gradualmente el miedo a manejar es salir de una zona confort. Una persona conocida nos da cierta seguridad, pero poco ayuda a enfrentar nuestro miedo. Sin embargo, una persona desconocida que pueda trasmitirnos la confianza necesaria para empezar a conducir es más benéfico para cualquier persona que quiera aprender a conducir.

Perder el miedo se hace con pequeños pasos, que gradualmente irán creciendo hasta que, llegado el momento, te darás cuenta que ya superaste el temor al volante. Para contribuir a ello, te doy tu empujoncito con una serie de sugerencias para que las tomes en cuenta:

  • Relájate y conoce tu espacio: La pose para conducir adecuada no solo quita tensión al cuerpo, sino que te permite tener un mejor dominio. Darte el tiempo para acomodarte en el asiento, medir la distancia que tus brazos requieren para alcanzar los controles y el volante no solo te permiten conocer el auto, sino que calma la ansiedad.
  • Educa tu vista: Esto con dos fines: evitar distracciones y anticipar acciones. Al conducir, una persona debe enfocarse en el camino, por ello pensar en donde se tiene que dirigir la vista durante cualquier trayecto te predispone a que sigas las mismas acciones cuando lo hagas. También es bueno que tus ojos detecten las señales que indican un cambio en los autos que te rodean con el fin de evitar accidentes, una forma de hacerlo sin tener que manejar es ver el comportamiento de los autos por las calles mientras eres un peatón.
  • Deja de pensar: Conducir es otra actividad donde pensar mucho puede ser contraproducente. Por ello te sugiero que te concentre en tus acciones más que en tu cabeza. Con el tiempo y la práctica, el miedo terminará por irse.

Autos,Autos,Industria

¿Qué es una bomba de gasolina?

9 May , 2018  

 

La función de la bombas de gasolina es suministrar la presión necesaria para el buen funcionamiento del motor, desde el tanque hasta los inyectores. Ésta se encuentra sumergida en el interior del tanque y en cuanto recibe corriente eléctrica, suministra el combustible a una presión que dependerá del tipo del vehículo, en caso de presentar fallas acude de inmediato a un taller.

En funcionamiento, girará con un rotor interno con el que succiona la gasolina y la manda al cuerpo de inyección por medio de las líneas de combustible. Como esa presión deberá ser constante, el combustible tiene que suministrarse a una presión mayor de la necesaria, volviendo el excedente al mismo tanque.

Los problemas más comunes de tu bomba roshfrans se generarán por una obstrucción del filtro interno o por mantener el funcionamiento de la bomba con un bajo nivel de combustible.

Una bomba débil puede hacer que el motor opere con una mezcla muy pobre, incapaz de entregar potencia, jaloneos y consumo excesivo de combustible. Esa es la importancia de que la presión del combustible nunca se encuentre por debajo de los parámetros establecidos.

  • Carter o mecánicas: Son bombas que se utilizan en vehículos con carburador y que se montan directamente sobre el motor. Han sido unas de las más utilizadas durante el último medio siglo.
  • Eléctricas: Junto con las bombas mecánicas, son las más utilizadas. Se emplean en coches con sistema de inyección, y se suelen ubicar en el interior del depósito. Funcionan a mayor presión que las bombas mecánicas (unos 20 – 30 psi frente a los 4 – 6 de aquellas):
  • Turbo o turbina: El motor hace girar un disco de turbina o un propulsor que lleva el combustible a través de la bomba sobre una bomba de turbina. Esto previene la vibración inherente en el tipo de bomba “pocket”, ofreciendo así un flujo más suave. La mayoría de los fabricantes de vehículos que han elegido las bombas de combustible de turbinas lo han hecho porque son más silenciosas y eficientes. Sin embargo, éstas se dañan fácilmente si el combustible está contaminado.

Las bombas de combustible eléctricas están consideradas como las más recomendables en cuestiones de seguridad, ya que incorporan varios dispositivos que permiten que ésta deje de operar en caso de que el coche funcione de forma anómala. Además, tiene la ventaja de estar ubicada en el depósito del coche, lo que reduce el riesgo de incendio respecto a las mecánicas, que se ubican en el propio motor.

Recuerda acudir a tu distribuidor Roshfrans más cercano y darle vida a tu motor

 

Autos,Clases

Tips para ser el mejor conductor

9 May , 2018  

 

Todo conocimiento conlleva a una gran responsabilidad, el asistir a clases de manejo, mejor aún, aprender a manejar, inherentemente propicia a que tu sentido de la responsabilidad se eleve a los máximos niveles. Por ello, al comenzar con esta gran aventura debes asegurarte de que quien sea tu mentor tenga los conocimientos correctos para podértelos transmitir.

Aprender a manejar no es cuestión de suerte, además de que es una de las cosas que más nos emociona y pone nerviosos al mismo tiempo. Hay a quienes les sale a la primera y otros a los que les cuesta tanto trabajo que optan por lidiar con el transporte público de por vida.

El pensar en transportarte más rápido a todos lados y con toda la comodidad en compañía de tu familia o amigo, puede ser un gran motivante para comenzar hoy mismo.

Al subirse a un vehículo es importante el haber adquirido respeto por las normas y reglas, ya que recordemos que en el 95% de los casos el factor humano es el responsable de los siniestros.

El aprender a conducir un automóvil no sólo tiene como objetivo final obtener una licencia de manejo, sino que también implica una instrucción para evitar accidentes, a pesar de los errores de otros conductores o de condiciones climáticas, manejo en carreteras o de alcohólicos, etc.

Para obtener esta licencia, no necesariamente tienes que entregar algún certificado que corrobore que en realidad sabes manejar o algún tipo de examen. En muchas ocasiones se recurre a algún familiar o amigo, que es una buena opción, pero siempre es más recomendable ir con profesionales.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) enumera algunas recomendaciones que deberás tomar en cuenta al momento de buscar alguna escuela de manejo:

  • Solicitar informes en al menos tres instituciones.
  • No te guíes por el precio, Compara las horas teóricas y las prácticas, así como la preparación de los instructores.
  • Analiza la clase de vehículos que utilizarán para dar las lecciones. Normalmente las lecciones en automóviles con transmisión automática tienen mayor costo en comparación con aquellos con transmisión manual.
  • Verifica que el curso cuente con una póliza de seguro que pueda responder ante un inesperado accidente.