Albercas

¿Cómo construir una alberca?

11 Oct , 2018  

pisos para albercas

Pisos para albercas

Se empieza teniendo a la mano todas las herramientas que utilizarás, desde las palas, hasta los pisos para albercas. Lo principal es la excavación del pozo en el que va a ir la alberca. Las dimensiones del hueco deben ser en largo y ancho 60 cm más de la dimensión interior que se quiera para la alberca terminada. En profundidad debe tener 40 cm más de la profundidad requerida para la alberca terminada.

Base de la alberca

Se procede a la ejecución de la base de la alberca. Primero se coloca una cada de 10 cm de hormigón pobre o de limpieza para tener una base firme sobre la que trabajar.

Luego se coloca la armadura de la base que estará formada por una malla de hierros de 12 mm de diámetro colocados cada 20 cm. Atada a esta malla deben colocarse en todo el perímetro los hierros que serán las esperas para las armaduras de las paredes.

Relleno de la base de la alberca

El siguiente paso es el relleno de la base. Es una capa de hormigón de 30 cm. Se recomienda que se compre el hormigón de planta, ya que éste se fabrica bajo normas estrictas con lo que se asegura una correcta relación agua cemento, lo que evita posteriores problemas de grietas y fisuras que provocarían pérdidas.

Piedra natural

Se trata de uno de los tipos más comunes para bordear tu piscina, además, es un material que le ofrece diseño, elegancia y funcionalidad. Este tipo de material se encuentra disponible en diversos colores y textura, aunado a que le permite personalizar su espacio.

El optar por este material, es preferible elegir piedras de un color claro, ello, permitirá no alcanzar altas temperaturas, es necesario que sea antiderrapante y porosa.

Madera para pisos

La madera es sinónimo de elegancia en cualquier espacio, representa un cachito de naturaleza y siempre está a la vanguardia. Así que es una excelente opción optar por una madera sintética ya que se reducen los cuidados y mantenimiento, además, de cuidar la durabilidad del material.

Respecto a la hora de colocarla, presume de ser fácil, así como poder adaptarla perfectamente a tu cuerpo.

Gres para piscina

Se trata de uno de los materiales que permite jugar más con el diseño y el material, se trata de un diseño natural con diferentes texturas. El gres se adapta a las necesidades que buscas en tu alberca, su durabilidad es larga, además que soporta las inclemencias del tiempo.

Este tipo de piso es ideal para las personas que gustan de un ambiente rústico, moderno y con estilo.

Cerámica para piscina

Es uno de los materiales que también es optado por muchos, ya que es ideal para cualquier espacio y ambiente. Su mantenimiento es sencillo y también permite pasar un momento agradable, seguro y divertido. Este tipo de material permite un efecto anti-deslizante y evita que la humedad se aloje en la baldosa; ello es uno de los beneficios que trae consigo el piso de cerámica. Su instalación, de ser llevada a cabo por expertos no representa ningún grado de complejidad, se puede adaptar a cualquier espacio.

Te aconsejo que busques a los profesionales a la hora de comprar los materiales pues comúnmente se suele recurrir a lugares como Home Depot, pero en realidad no son expertos en el tema. ¡Recurre a los mejores para obtener los mejores resultados!